Una avería en la red general de abastecimiento deja a 9.000 usuarios de O Grove sin agua

Leticia Castro O GROVE / LA VOZ

O GROVE

Cuatro operarios municipales trabajan sin descanso para poder restablecer el suministro. Al filo de las ocho de la tarde seguía sin restablecerse el servicio

04 nov 2023 . Actualizado a las 19:53 h.

O Grove registró a primera hora de la mañana una avería en la red general de abastecimiento que, a estas horas, sigue afectando a la mayor parte del casco urbano del municipio. «Podemos estimar que preto de 9.000 usuarios permanecemos a estas horas sen auga», explicaba el alcalde, Jose Cacabelos, hacia el mediodía de este sábado. La rotura se produjo en la tubería general que sale del depósito de Borreiros, que es la que suministra agua a todo el casco urbano del Concello do Grove. «A avería e importante, e ademais está nun terreo areoso, onde está saíndo a auga, así que están retirando toda esa terra para poder traballar», comentaba el regidor. La avería se ha detectado en una de las juntas de la tubería, por lo que hay todavía que cortar y soldar, lo que el arreglo podría demorarse varias horas, aunque Cacabelos confía en que pueda restablecerse el servicio esta noche.

A pesar de la magnitud del problema, no todos los habitantes están sin agua, pues el servicio funciona para los residentes de la isla de A Toxa y la zona rural de San Vicente, a la que el agua le llega del depósito de Cons da Garda. El alcalde ha confirmado que existe otra avería menor en la zona de Campos que no podrá subsanarse mientras no se arregle la primera.

Cuatro operarios del Concello y un palista externo trabajan sin descanso para arreglar la avería en el menor tiempo que sea posible: «Por aí pasan dúas tubaxes, pero ese depósito é tan vello que no seu momento non se planificou e ao saír a auga pasa por un único conduto e logo se bifurca», decía el regidor. «Se tiveran saídas independentes poderíamos estar dando auga, e ir arranxando, pero non pode ser»". Además, el depósito de Paredes está conectado al de Borreiros, por lo que no puede dar agua de manera independiente.

La falta de suministro se notaba ya a mediodía en los lineales de agua mineral de los supermercados, donde en poco tiempo se agotaron las garrafas de bajo precio, adquiridas por los vecinos para realizar tareas básicas en sus domicilios. Las cafeterías del centro comenzaban también a resentirse por la falta de agua para poder funcionar con normalidad. Al filo de las ocho de la tarde, la avería persiste.