Los hoteles de O Grove, más sostenibles que la media

La Voz O GROVE / LA VOZ

O GROVE

Martina Miser

A estas alturas, el 25% de los hoteles del municipio meco ya obtuvieron sus certificados Ecostars

16 jul 2021 . Actualizado a las 11:28 h.

Hace unas semanas se presentaba ante los hoteleros de O Grove el certificado Ecostars, una especie de calificación mediante estrellas que reconocerán la sostenibilidad de cada establecimiento asociado. A estas alturas, el 25% de los hoteles del municipio meco ya obtuvieron sus certificados Ecostars, y se espera «que en las próximas semanas la logren otros ocho hoteles más, con lo que se alcanzaría en torno al 50% de la planta operativa en el concello», según explica la consultora que auspicia este sistema de certificación.

Los hoteles que ya cuentan con rating Ecostars son el Louxo A Toxa, Bosque Mar, Spa Atlántico, Montemar, Villa Juanita, Isolino y el Puente de La Toja. De todos ellos, los que alcanzaron mayor valoración fueron el Montemar y el Spa Atlántico.

Tras las evaluaciones iniciales, destacan desde la consultora «el hecho de que O Grove está alcanzando resultados por encima de la media estimada de España». Según José Luis Santos, «se confirma que la hotelería de O Grove es más sostenible que la media. Algunos tienen instaladas placas solares, lo que los hace más eficientes y redunda de forma muy clara en sus facturas, ya que sus consumos llegan a reducirse en más de un cincuenta por ciento». Esos locales, que ya tienen instalación fotovoltaica, «se han visto muy favorecidos en la puntuación». Sin embargo, explican desde Ecostars, parece que «el ahorro de agua no se tiene tanto en cuenta como el ahorro energético, ya que es un gasto menor, en comparación». De todas formas, la consultora ambiental quiere incidir sobre ese aspecto para «concienciar sobre la importancia de este recurso, no solo a la hora de hacer el rating, sino también con la reducción de las facturas» y por una cuestión ambiental. A la hora de valorar las características de los hoteles de la península meca, se ha tenido en cuenta uno de sus rasgos fundamentales: su estacionalidad.