La oferta por Thenaisie garantiza doce puestos de trabajo en O Grove

La fractura sindical se hace evidente a raíz de la propuesta de Conservas Dani


o grove / la voz

Fue un matrimonio mal avenido casi desde el principio y su relación no ha hecho más que empeorar a medida que pasaba el tiempo sobre el conflicto de Thenaisie Provoté. El caso de la conservera de O Grove ha entrado en una nueva fase al cerrarse el plazo de presentación de ofertas para su liquidación con una única propuesta sobre la mesa, la presentada por Conservas Dani. Una proposición que ha desencadenado reacciones antagónicas entre los dos sindicatos: la CIG la ha tildado de «tomadura de pelo». Comisiones, con la salvedad de algunas correcciones que hay que incorporar, la considera «una buena noticia».

¿Pero qué ofrece Conservas Dani? En primer lugar, la empresa muestra su interés, únicamente, por la factoría de O Grove. Las instalaciones que Thenaisie Provoté tiene en Mos quedarían fuera de sus planes. Esa circunstancia no gusta a la CIG, si bien reconoce que era una posibilidad planteada en el plan de liquidación. «Os trinta traballadores do servizo loxístico quedarían fóra», señalaba Rosa Abuín. Comisiones Obreras, a ese respecto, reconoce que «se perdería Mos. Aí a representación dos traballadores é da CIG; a nós tócanos defender a planta do Grove», en palabras de Francisco Vilar.

En su oferta, Conservas Dani explica que la compradora tiene la intención de acometer la puesta a punto de las instalaciones de O Grove, y que por lo tanto no está en condiciones de garantizar la continuidad de más de una docena de puestos de trabajo. La CIG considera esta propuesta una burla, ya que «Thenaisie Provoté non traballa con doce persoas. Precisa a actual plantilla, dunhas setenta», que ya estaría más que ajustada, a su juicio. Considera Rosa Abuín, además, que si Conservas Dani tiene la intención real de mantener el empleo, podría buscar fórmulas alternativas para ajustar sus necesidades de personal durante las obras, mediante la negociación de un ERTE. En vez de explorar esas vías se hace un «brindis ao sol». Además, «vendo os precedentes que ten esta empresa na súa planta de Carnota», no se cree que se vayan a recoger a las trabajadoras que ahora queden fuera del proyecto a medida que se retome la producción.

Tampoco Comisiones Obreras tiene claro este punto. De hecho, es algo que no les gusta, reconocen, aunque confían en que se corrija. «O proxecto desta empresa pasa por traballar novas producións, o que implica facer unha remodelación importante das instalacións; calculan que lles levaría uns seis meses». Pero eso no les parece argumento para garantizar solo la continuidad de doce puestos de trabajo, y así se lo han trasladado a la empresa, que se habría comprometido a «ampliar este número».

También critica Comisiones «que non haxa unha bolsa de emprego» que garantice que los trabajadores que se quedan fuera en esta primera hornada vuelvan a ser llamados. Si este asunto también es contemplado por la empresa, que se ha comprometido a evaluarlo, «para nós Dani cumpre coas condicións. Non andamos con ambigüidades: apostamos firmemente por esta proposta», dijo Vilar.

La conclusión de la CIG es diametralmente opuesta. La central nacionalista considera que el documento presentado por la compañía catalana Conservas Dani no merece, siquiera, la consideración de oferta. A su juicio, no cumple con las exigencias del plan de viabilidad. «Alguén terá que explicar por que chegamos a esta situación cando houbo unha proposta seria que si garantía todos os postos de traballo», señaló Abuín. Se refiere a la oferta de Caneiro, desbaratada a lo largo del conflicto. «Temos constancia de que ese empresario sigue interesado en facerse cunha conserveira; intentaremos que volva interesarse por Thenaisie», apuntó la sindicalista.

Sospechan de un «concurso culpable» en el que no se jugó limpio

El sindicato CIG, mayoritario en el comité de empresa de Thenaisie Provoté, ha presentado un escrito en el juzgado en el que pide que se declare el concurso culpable. Consideran que a lo largo de todo el proceso se han producido varios acontecimientos que permiten concluir que los propietarios de la factoría, Scandia Food, han hecho todo lo que estaba en su mano para descapitalizar la empresa. Ponen varios ejemplos. El primero, la decisión de ceder «ao inicio da crise do covid-19 un dos clientes máis importantes da concursada, que facturaba máis dun millón de euros anuais». También en marzo del pasado año, la dirección de Thenaisie «remitiu un comunicado aos seus clientes, invitándoos á procura doutros provedores para o abastecemento material». En aquel mismo período, la empresa «recibiu un pago de 2,3 millóns, cantidade que permitiría abastecer de materias primas» a su factoría. «Sen embargo, de dita cantidade unicamente se ingresou o importe de 603.762 euros, quedando o resto en mans do grupo romano, aducindo que era para a amortización doutros créditos desta sociedade, sen que constara o vencemento dos mesmos». Por último, «a empresa concursada, con evidente mala fe, rexistrou no ano 2019 as marcas Pombiña, Grandes Hoteles e Sete Rías a nome de Scandia Food, en prexuízo dos intereses da concursada».

Mientras se resuelve este asunto, la central promete seguir dando la batalla. Y lo harán pese a sentirse solos en la lucha: no cuentan ni con CC. OO., que no participó en las últimas movilizaciones convocadas, ni con la Administración. Y ahí sus reproches se dirigen tanto a la Xunta como al alcalde de O Grove, al que acusan de no haber hecho nada para garantizar la continuidad del empleo en la localidad arousana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oferta por Thenaisie garantiza doce puestos de trabajo en O Grove