El público gallego recompensó a los hoteles que apostaron por abrir en Semana Santa

En O Grove, donde abrieron el 25 % de los establecimientos, la ocupación rondó el 75 % en los días festivos


O Grove / La Voz

El sector hotelero arrancó la Semana Santa envuelto en dudas. Cuando los hoteles debían estar poniéndose a punto para estrenar una nueva temporada turística, sus responsables deshojaban la margarita de las reservas: «Abriremos, pero solo si tenemos una previsión aceptable. Lo que no podemos es abrir para perder dinero», decía a pocos días del pistoletazo de salida el responsable de un importante establecimiento de O Grove. Finalmente, alrededor de un 25% de los hoteles de la península meca decidieron arriesgar y abrir sus puertas. Y parece que la Fortuna ha querido recompensarles, porque las cifras de ocupación que ayer ofrecían desde estos establecimientos hablaba de que, en las jornadas festivas, se rondó el 75 %, alcanzando en algunos casos —muy puntuales, eso sí— el lleno. ¿El perfil del visitante? Según relatan en las recepciones, parejas (solas o con hijos), procedentes de todos los puntos de Galicia.

«Unos días antes no lo veíamos muy claro. Pero luego la cosa se fue animando, cogíamos reservas todos los días», explican desde el hotel Bosquemar, en San Vicente. Allí aseguran que la experiencia ha salido a pedir de boca, con una ocupación de entre el 70 y el 75 % y unos servicios que discurrieron sin problemas, porque la experiencia de convivir con el covid-19 ya se puso en práctica el pasado verano. También en el Cons da Garda reconocen que la Semana Santa, pese a estar aún lejos de haber sido «normal», ha dejado buenos datos. Al menos, los mejores datos posibles. En este establecimiento se llegó a colgar el cartel de lleno, y eso que el jueves, debido al mal tiempo, «hubo algunos cambios de reserva». Aún así, las habitaciones que se quedaron vacías fueron ocupadas por turistas «que habían venido con la intención de pasar el día, pero que de repente se daban cuenta de que se habían olvidado del toque de queda, y para asegurar decidían pernoctar aquí». Estos visitantes de ultimísima hora también llegaron a otros hoteles de O Grove, donde notaron, en general, «un repunte del servicio de cenas». Y allí donde este no se ofrece, por ejemplo, «percibimos que la gente se informaba a fondo de sitios donde poder comer, o a los que poder pedir la comida... O simplemente, se la traían con ellos cuando venían para el hotel».

Si bien es cierto que los días centrales de la Semana Santa fueron buenos, también lo es que «el domingo se notó un bajonazo». Los responsables de los hoteles vuelven a mirar con ansiedad al futuro: deberían seguir abiertos, pero todo va a depender de cómo evolucione la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El público gallego recompensó a los hoteles que apostaron por abrir en Semana Santa