Denunciados seis madrileños en los controles policiales de A Toxa

El turismo gallego ha respondido en el arranque del puente de San José en Arousa


o grove / la voz

Tras la experiencia de los últimos fines de semana, en los que el buen tiempo generó un intenso tráfico de visitantes hacia O Grove, en esta localidad arousana no las tenían todas consigo ante el puente de San José. «Esperemos que no se convierta en una avalancha», señalaba esta misma semana el alcalde meco. Tal vez la palabra elegida por José Antonio Cacabelos no se ajuste a lo que se vivió ayer en O Grove: avalancha no hubo, pero sí una gran cantidad de visitantes que se acercaron a esta localidad arousana desde diversos puntos de Galicia. Ourensanos, santiagueses y vecinos de toda la provincia de Pontevedra desembarcaron en la península meca, según pudo constatar la policía local de este municipio en los controles desplegados durante la jornada.

El jueves, los agentes se desplegaron a primera hora de la tarde en A Toxa, y ya de noche en la entrada de la localidad. Ayer repitieron el esquema horario: a partir de las diez de la noche estaba previsto un control en O Bao, completando el que a las cuatro y media de la tarde se desplegó en la isla del Louxo para comprobar que entre los numerosos paseantes no hubiese nadie que, debido a las normas impuestas por el covid-19, no debiese estar allí. Durante la hora que duró el operativo, los agentes descubrieron, identificaron y han iniciado el trámite de denuncia contra cuatro personas «de fuera de la comunidad». Las cuatro procedían de Madrid y se habían saltado el cierre perimetral que está en vigor en Galicia. Se suman estas denuncias a otras dos tramitadas el días anterior, también en A Toxa, y de nuevo contra personas que tiene n su residencia en la capital del estado.

La Policía Local de O Grove seguirá realizando controles durante los próximos días, sin bajar la guardia. También en la vecina localidad de Sanxenxo se han intensificado durante este puente este tipo de acciones de vigilancia. Ayer por la mañana en los accesos a la villa, tanto desde la Vía do Salnés como en la PO-308 a la altura de A Granxa, en Dorrón, la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local de Sanxenxo controlaron los coches que entraban al municipio. Se buscaba infractores, personas procedentes de otras comunidades autónomas que intentasen burlas el cierre perimetral de Galicia. Fuentes de los operativos indicaron que no hubo mucho que reseñar.

Con estos controles se pretende desanimar a quienes puedan estar pensando en saltarse las normas -y el cierre perimetral de Galicia- y poner rumbo a la península grovense en Semana Santa. Quienes se atrevan a intentarlo pueden encontrarse con controles tan minuciosos y espectaculares como el que el jueves por la noche se desplegó en el nudo de Curro para identificar a visitantes de fuera de la comunidad que carezcan de un motivo fundado para haberse desplazado hasta aquí.

Sin contar con esos turistas llegados de más allá del Padornelo, el que suele ser el arranque de la temporada turística en la península meca pierde cierto calor. En todo caso, hay hoteles que ya han abierto sus puertas este fin de semana para «atender al público gallego que venga a vernos». Es el caso del Bosquemar, en San Vicente, que ha logrado para este puente de San José alcanzar una ocupación de un 40 %. «Lo importante es ir retomando la actividad», dicen en este veterano establecimiento hotelero de O Grove.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Denunciados seis madrileños en los controles policiales de A Toxa