El temporal deja al descubierto nuevos restos humanos en Adro Vello

La Guardia Civil confirma el hallazgo, que se ha producido en el exterior de la zona arqueológica vallada


O Grove / La Voz

Que el reloj corre en contra del yacimiento arqueológico de Adro Vello es una realidad que, de vez en cuando, nos golpea en la cara con toda su crudeza. Este domingo, quienes se acercaron a la playa de O Carreiro para disfrutar del sol recién llegado, pudieron observar como la fuerza del mar y del viento traídos por Karim había dejado al descubierto restos humanos. Entre la arena, fuera del perímetro arqueológico marcado por una valla en mal estado, apareció parte de una mandíbula y otros restos óseos.

Además de ocultar una factoría de salazón y una villa romana, en ese punto de O Grove existió una necrópolis que fue utilizada durante varios siglos. La aparición de huesos en la playa fue, precisamente, una de las razones que en los años ochenta del siglo pasado llevó al profesor Carro Otero a excavar en ese punto de la península meca, descubriendo una joya arqueológica de gran valor que, por desgracia, lleva décadas abandonada. La pasada semana, la Xunta anunció que se ha avanzado en la tramitación de este espacio como Ben de Interese Cultural, ampliando la protección arqueológica a toda la ensenada de O Carreiro. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El temporal deja al descubierto nuevos restos humanos en Adro Vello