O Grove continúa en plena cuesta abajo en su incidencia a catorce días

a. garrido / c. barral REDACCIÓN / LA VOZ

O GROVE

MONICA IRAGO

Valga, con 46 casos diagnosticados en las dos últimas semanas, vuelve a preocupar

07 ene 2021 . Actualizado a las 09:13 h.

Mucho le ha costado, porque los datos han tardado prácticamente dos meses en compensar el esfuerzo que están realizando los ciudadanos de una localidad que está viviendo bajo las restricciones máximas desde hace muchas semanas. Sin embargo, poco a poco O Grove lo está consiguiendo. La localidad meca está en plena cuesta abajo en su incidencia a catorce días, uno de los parámetros más fiables para conocer la evolución de la pandemia, y ha conseguido situarla por debajo de 150 casos por cien mil habitantes. Con solo catorce positivos diagnosticados en las dos últimas semanas tiene 131 y está ya muy por debajo tanto de Vilagarcía (198) como de Cambados, que no consigue mejorar sus números (247).

El caso de O Grove es espectacular puesto que en la última semana de diciembre su incidencia sobrepasaba el medio millar de casos por cien mil habitantes. Fueron aquellos también los peores momentos de Vilagarcía, cuyos números tienden a la baja.

Dos son las localidades de O Salnés y el Baixo Ulla sobre las que parece que hay que tener el foco apuntando. Por un lado, Valga, que está en plena escalada y donde se han diagnosticado 46 positivos en las dos últimas semanas. Por el otro, A Illa. Allí, mañana arrancará el cribado para todos sus habitantes de más de 15 años. Los 3.059 de entre 15 y 69 años serán sometidos a un test de saliva, mientras que las 606 personas de más de 70 serán sometidos a una PCR nasofaríngea. La cita es en el aparcamiento de O Bao el viernes y el sábado. Hasta allí se desplazarán doce profesionales del Sergas, coordinados por un facultativo. Seis equipos entregarán a los ciudadanos botes de recogida de muestras de saliva entre as 8.30 y as 19.30 para aquellos que tienen entre 15 y 69 años. Al día siguiente deberán entregarlos y será también la jornada elegida para que se tomen las muestras nasofaríngeas a los mayores de 70 años.

Bajan muy ligeramente los casos activos a costa de las altas epidemiológicas y suben las pruebas PCR realizadas y los pacientes ingresados en los hospitales. Es la lectura que dejó ayer el informe oficial sobre la evolución del coronavirus en el área sanitaria. En Pontevedra y O Salnés hay 743 casos activos. Son ocho menos que el martes, pero se han dado 41 altas en las últimas 24 horas, con lo que los nuevos contagios registrados son 33. Es la cuarta área de Galicia con más casos tras Santiago (1.442), A Coruña (1.377) y Vigo (1.146). Crece el número de pruebas PCR respecto a las jornadas precedentes, alcanzando la cifra de 766.

Un usuario y once trabajadores son positivos en las residencias de mayores

Cristina Barral

El grueso de las residencias de mayores del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés siguen a la espera de recibir la primera dosis de la vacunación contra el covid. Hasta ayer solo se había inmunizado a usuarios y personal de cinco centros (Servisenior y Divina Pastora en Vilagarcía, asilo de Caldas de Reis, Ballesol en Poio y residencia de Caser en Vilaboa).

¿Cómo está la incidencia covid en los centros sociosanitarios? En estos momentos, tras haber superado varios brotes importantes, quedan doce casos activos de covid. Se trata de un usuario de la residencia de Caser en Vilaboa, y de once trabajadores de cuatro centros. El personal afectado por el virus es el siguiente, según el informe de la Consellería de Política Social: seis empleados en la residencia Domus Vi de Ribadumia, tres en la de Caser en Vilaboa, uno en la residencia de Marín y otro en Nuestra Señora de los Dolores de Forcarei.

Seguir leyendo