Vilagarcía mantiene doce brotes de covid activos en el ámbito familiar

La ciudad se mantiene en el umbral previo al nivel máximo de restricciones


vilagarcía / la voz

Si algo ha demostrado el coronavirus, es que dar algo por hecho acerca de su evolución constituye una necedad. Hace diez días, en Vilagarcía se hablaba de la posibilidad de descender un peldaño en el nivel de restricciones. Hoy, aquello queda tan lejos como el dedo del tonto con respecto a la luna. La ciudad mostraba ayer 104 casos activos, uno más que el día anterior, pero al menos mantenía una lectura similar a la del fin de semana. Así las cosas, la tasa de incidencia a catorce días -que mide el número de contagios nuevos por cien mil habitantes, y la Xunta emplea a la hora de distinguir el riesgo en cada concello- desciende de 248 a 237. Es cierto que continúa en el umbral previo a las limitaciones máximas que padecen Cambados y O Grove, a partir de 250, aunque no empeora, lo cual constituye de por sí una buena noticia. Sobre todo, ante la reunión que el comité técnico de seguimiento de la pandemia afronta hoy, con la definición de las medidas que estarán vigentes en Navidad como contenido central.

Lo que sí parece claro es que el avance del covid se sostiene, en buena medida, sobre el ámbito doméstico. Fuentes del área sanitaria concretan que, solo en Vilagarcía, permanecen activos doce brotes familiares de coronavirus, que de momento han dado lugar a 36 de los 104 casos que muestra el municipio. En el conjunto de Pontevedra y O Salnés, el número de focos asciende a 63, de los cuales 59 corresponden a grupos familiares. En colegios como el de O Piñeiriño, donde se han registrado varios contagios, la preocupación se extiende Mala perspectiva con las fiestas a la vuelta de la esquina. Cambados, en cambio, continúa evolucionando de forma positiva, y aspira a ver relajadas sus restricciones para que, entre otras cuestiones, los hosteleros puedan abrir el interior de sus establecimientos, siquiera hasta las cinco de la tarde.

Donde las cosas no van bien es en O Grove. Solo en el ámbito escolar, un centenar de chavales permanecen confinados a raíz de los cuatro contagios que se han confirmado en el colegio Rosalía de Castro, el que se ha detectado en Rons y el que se ha diagnosticado en el IES Monte da Vila. 

La mayor incidencia, en A Illa

Claro que el crecimiento más vertiginoso del número de casos corresponde a A Illa. En apenas dos semanas, el municipio isleño ha pasado de una excelente situación, con menos de nueve infecciones activas, a padecer la mayor tasa de incidencia a catorce días de toda la comarca: 650 por cien mil habitantes.

Cacabelos advierte de que en O Grove hay familias con doce miembros contagiados

Hace tiempo que el alcalde de O Grove, José Cacabelos, aprovecha las redes sociales para insistir en la necesidad de que sus vecinos extremen las medidas de precaución. Pese a ello, desde hace al menos cuatro semanas la tasa de incidencia del coronavirus supera los cuatrocientos nuevos casos por cien mil habitantes a catorce días. Un nivel que somete al municipio a la categoría más estricta de las restricciones. Ayer, Cacabelos volvió a intervenir públicamente, en esta ocasión para reconocer que los contagios están disparados: «Si el miércoles eran 36, ahora son ya 54, lo que significa casi veinte positivos en cinco días, una exageración», advierte el regidor.

Cacabelos admite que la información estadística es insuficiente para extraer conclusiones categóricas. Pero sí tiene claro que la idiosincrasia propia de O Grove, con familias que cohabitan en el mismo edificio, y comparten comida y cuidados a diario, incluso desde el punto de vista laboral, está jugando en su contra. «Por ahí está viviendo todo, casi podemos sacar los árboles genealógicos de los últimos treinta positivos y distribuirlos en tres familias en las que hay una media de ocho, diez y doce contagios en cada una de ellas».

Para colmo de males, subraya el alcalde, «hay gente que se resiste a pedir la PCR teniendo síntomas, y cuando lo hace no guarda cuarentena hasta que no conoce los resultados». Así las cosas, Cacabelos pide una reflexión no solo a las diferentes Administraciones, sino también a cada uno de los habitantes de O Grove. Y se pregunta si no hubiese sido más conveniente recurrir a un confinamiento absoluto, como él mismo reclamó hace semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilagarcía mantiene doce brotes de covid activos en el ámbito familiar