El empresario Alfonso Caneiro estaba dispuesto a asumir una deuda de 9,5 millones en Thenaisie

La patronal lamenta que la histórica conservera se encamine a la liquidación


o grove / la voz

Nadie se hace ilusiones vanas sobre lo que le espera a Theneisie-Provoté tras el fracaso de la operación para que el empresario gallego Alfonso Caneiro se hiciese cargo de la histórica conservera de O Grove. El rechazo de su propuesta a manos de Scandia Food, que según algunos de los participantes en la mesa del Igape llegó a ser cualquier cosa menos elegante, sitúa a la compañía en caída libre hacia la liquidación. A lo largo de los siete meses que lleva inmersa en un proceso concursal, se ha hablado mucho sobre el interés de diferentes empresas. Desde la catalana Conservas Dani a un par de firmas gallegas del sector o un fondo de inversión asentado en Valencia. Pero a la hora de la verdad, solo Caneiro formuló un plan concreto para intentar garantizar la actividad y el empleo. Entre otras cuestiones, el industrial vigués estaba dispuesto a vérselas con la enorme deuda que la gestión del grupo rumano ha acumulado a lo largo de los dos años en los que ha pilotado Thenaisie: 9,5 millones de euros.

La propuesta pasaba por el pago de un precio simbólico por las acciones de Thenaisie, una firma deteriorada y fuera del mercado, y la subrogación del concurso, lo que supondría que Caneiro tendría que bregarse para renegociar tanto la deuda bancaria, unos cinco millones, como los cuatro millones y medio que reclaman el resto de los acreedores, y poder, así, rescatar la conservera. En su momento, la CIG, mayoritaria en el comité, enarboló un informe de la administración concursal que situaba el origen de los problemas de la compañía grovense en la provisión de materia prima. Precisamente, lo primero que garantiza el grupo del inversor gallego, dotado de flota propia y acceso a caladeros.

La propia patronal del sector lamenta cómo ha acabado todo: «La liquidación es lo peor que le puede suceder a una empresa histórica como Thenaisie. Nos hubiese gustado que continuase su actividad y que los trabajadores mantuviesen su empleo. Hemos estado ahí, junto a la Administración y al inversor, tratando de que se alcanzase un acuerdo, pero hay que respetar la libertad de empresa y no ha sido posible», señala Juan Vieites, secretario general de Anfaco.

«Lo siento mucho, sobre todo por los 145 trabajadores; hay que ponerse en su lugar»

También Alfonso Caneiro se refirió ayer al naufragio de la negociación para reflotar Thenaisie-Provoté. El empresario vigués, que pujó por la conservera arousana en dos ocasiones, considera que manejaba un buen proyecto para dotar de un futuro a la empresa: «En cualquier caso, un proyecto empresarial puede tener éxito o no; así que lo siento mucho por la idea, pero sobre todo por los 145 trabajadores que van a perder su empleo; hay que ponerse en su lugar».

Teóricamente, nada impide que quien adquiera las instalaciones de la empresa en la fase de liquidación llame también a la plantilla. Pero, para entonces, los contratos se habrán extinguido y el comprador no tendrá obligación alguna en este sentido. Lo señala también Anfaco: «En una fase de liquidación no existe ninguna garantía sobre la actividad ni sobre los puestos de trabajo». Juan Vieites explica, desde la patronal de la conserva, que Caneiro «se dirigió a los proveedores y a toda una serie de personas y entidades que están involucradas en este proceso». En ese sentido, está convencido de que el inversor «echó el resto para conseguir un acuerdo».

La mayoría de la plantilla, alrededor de 125 personas, pertenecen a la línea de producción y son mujeres. Una cifra que como mínimo se duplica en O Grove atendiendo al empleo indirecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El empresario Alfonso Caneiro estaba dispuesto a asumir una deuda de 9,5 millones en Thenaisie