O Grove acapara cuatro de los diez títulos del Gallego de Bateles

Las cadetes y los juveniles de Mecos y las infantiles y los cadetes de Amegrove conquistan sendos títulos

p. penedo
Vilagarcía / La Voz

Cuatro títulos de los diez en juego. Este es el balance con el que finalizaba en la mañana de ayer el remo grovense su participación en el Campeonato Gallego de Bateles. Una cita disputada a lo largo del pasado fin de semana en las aguas de A Pobra do Caramiñal, donde las tripulaciones cadete femenina y juvenil masculina del C.R. Mecos y la infantil femenina y cadete masculina de su vecino Amegrove C.R. conquistaron los títulos de sus respectivas categorías. Las cuatro, con el premio añadido de un billete para el Campeonato de España de Bateles, que se celebrará este primer fin de semana del mes de octubre en Moaña. Cita a cuyas puertas quedó la embarcación alevín femenina del C.R. Mecos por tan solo 1,10 segundos, los que separaron al tercer clasificado del subcampeón, Cabo da Cruz.

Una sensación de frustración esta que también vivieron las infantiles del C.R. Vilaxoán, cuartas a 1,27 segundos del segundo mejor batel de su categoría, el de Samertolameu. Lejos de poder soñar con el pase al Campeonato de España acabaron las juveniles y los cadetes de Mecos, cuartos, y sus séniores, quintos como los infantiles de Vilaxoán.

La de ayer fue la confirmación del gran nivel que atesora la cantera del remo gallego. Por cuestión de segundos se resolvieron buena parte de las finales. En la categoría femenina, los podios estuvieron reñidos hasta el último suspiro. En alevín, se subió a lo más alto Chapela, seguido de Cabo de Cruz y Mecos. Las mejores infantiles fueron las de Amegrove, que tuvieron a menos de un segundo a Samertolameu y Cabo. En cadetes, Mecos se llevó el oro, por la plata de Náutico de Ribeira y el bronce de Rianxo.

En juveniles, Tirán se impuso con holgura. Siete segundos más tarde llegaron las deportistas rianxeiras y uno después las de Chapela. En absoluto, Náutico de Ribeira volvió a demostrar que es su categoría reina, alzándose de nuevo campeonas gallegas por delante de Samertolameu y Chapela.

Igual de reñidas estuvieron las regatas de las pruebas masculinas. En alevín, el podio lo ocuparon tres bancadas barbanzanas: Rianxo, Muros y Puebla, que se repartieron las medallas por cuestión de segundo. Lo mismo ocurrió en infantiles, donde Chapela ganó, Cabo finalizó subcampeón y Tirán fue tercero.

Más madera

En cadetes, la gloria la saborearon los chavales de Amegrove, uno de los equipos más destacados del gallego. Puebla tuvo que conformarse con un meritorio segundo puesto, mientras que Cabo da Cruz completó la terna.

Los juveniles de Mecos volaron en las aguas de A Pobra do Caramiñal, dejando al resto de rivales a más de diez segundos de distancia. En segunda posición acabó Muros, que también estará en el nacional. En absoluto, los remeros de Bueu lograron vencer a la bancada local tras coger ventaja en la segunda ciaboga. Puebla fue segundo y Muros, tercero.

Con escaso tiempo para descansar, los equipos remeros deberán prepararse para la última batalla de esta temporada de bateles. La prueba final se disputará en las aguas de Moaña, donde se repartirán las banderas del Campeonato de España, una cita en la que todos querrán demostrar que son los mejores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Grove acapara cuatro de los diez títulos del Gallego de Bateles