Más de tres mil voces reclaman en O Grove un futuro para la conservera Thenaisie

La segunda semana de huelga coincide con un movimiento de presión de los sindicatos para forzar a la Xunta a encabezar la búsqueda de un inversor


O GROVE / LA VOZ

Para las 125 personas que trabajan en Thenaisie Provoté, lo que está ocurriendo con la conservera en la que emplean su tiempo y su esfuerzo es poco menos que incomprensible. Después de dos ejercicios, la gestión del grupo rumano Scandia Food ha llevado a la compañía a una situación crítica. Inmersa en un proceso concursal que no augura nada bueno, este año apenas facturará diez millones de euros, cuando una empresa de su volumen y actividad necesita situarse por encima de los cuarenta para ser rentable. La oportunidad para que Scandia se desprendiese de Thenaisie llegó en julio, cuando, de la mano de los sindicatos, el empresario vigués Alfonso Caneiro hizo una propuesta formal para adquirir sus acciones y negociar con varias entidades bancarias una deuda que se va a los cinco millones de euros, a los que hay que añadir otros dos producto de impagos a los proveedores.

Sin que se haya conocido cómo ni por qué, aquella apuesta fue bloqueada una y otra vez, hasta que el industrial gallego acabó retirándola. Esta mañana, más de tres mil personas se echaron a la calle en O Grove, el lugar donde funciona el grueso de su actividad, para exigir que esta situación se revierta a través de una intervención decidida de la Xunta. La sociedad grovense respondió de nuevo a la convocatoria del comité de empresa en el que se sientan la CIG y CC. OO.

«Este é xa un problema político, e existen ferramentas políticas para forzar a Scandia a que cumpra o seu compromiso de apartarse e deixar que sexa a Xunta e nós mesmos quen busquemos un inversor que garanta o emprego e a actividade», recordó Rosa Abuín, dirigente de la CIG en Arousa, minutos antes de que la manifestación echase a andar. La plantilla acaba de firmar tres días de huelga que se repetirán a partir de mañana. Con la conservera completamente paralizada, la idea de las trabajadoras pasa por concentrarse ese mismo día, el martes, ante el bufete de Garrigues, asesores del grupo rumano en España, en Vigo para, una hora más tarde, a las once, hacerlo en la sede de la Administración autonómica en la ciudad. Ya el miércoles, el colectivo se trasladará al Parlamento de Galicia, donde se entrevistará con sus tres grupos políticos.

«Engadir que o principal culpable desta situación é Scandia e a súa xestión, que non fixo senón poñer paus nas rodas. A Xunta ten que coller o touro polos cornos, porque estamos falando de moitos postos de traballo e un lugar coma O Grove non pode vivir simplemente do turismo», subrayó Miguel María, en nombre de Comisiones Obreras.

Los sindicatos acusan a la firma rumana de sofocar el interés de cualquier inversor por hacerse con Thenaisie a base de no ofrecer información sobre los números de la conservera. La opción de Conservas Dani, que por lo visto manejaba la propia Scandia, no parece haber ido a ninguna parte, así que ha llegado el momento de la Xunta y del comité. El Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) ha convocado una reunión para el viernes con los representantes de los trabajadores. CIG y CC. OO. esperan que para entonces haya algo verdaderamente sustancioso sobre la mesa. La alternativa es nefasta: que el proceso concursal continúe resbalando hacia el pozo de la liquidación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de tres mil voces reclaman en O Grove un futuro para la conservera Thenaisie