A juicio contra Bea Gondar por el alijo de fardos gratuitos de TuCafé

El tribunal tendrá en cuenta la condena por blanqueo al exalcalde en la vista que se desarrollará el 28 de mayo en Madrid


vilagarcía / la voz

El 28 de mayo, a las diez de la mañana, el exalcalde de O Grove, José Alfredo Bea Gondar, y el empresario arousano Marcos Ramos se verán las caras en el juzgado número 7 de la localidad madrileña de Collado Villalba. Todo, al hilo de una distribución simulada de fardos de cocaína, que en realidad contenían café y Ramos repartió en pleno centro de Pontevedra de forma gratuita en marzo del año pasado.

Aquella acción, ideada para publicitar su tostadero, TuCafé, le costó al cafetero una demanda por parte del antiguo regidor grovense, que dijo sentir su honor vulnerado. Bea Gondar valora el supuesto daño causado a su dignidad en cincuenta mil euros, que es lo que reclama por los comentarios con los que Ramos, quien bromeó con los antiguos problemas del controvertido munícipe con la justicia y el narcotráfico, culminó aquella jornada. Ayer, celebrada la audiencia previa sin posibilidad alguna de alcanzar un acuerdo, el juez puso fecha para la vista a la que, necesariamente, tendrán que acudir los dos protagonistas de este particular conflicto.

Marcos Ramos, de hecho, se presentó en el juzgado madrileño acompañado por su letrado. Bea Gondar, en cambio, prefirió dejarse representar por su abogado. «Estoy muy tranquilo, no hice nada malo y tengo el absoluto convencimiento de que quedará perfectamente claro», se limitó a comentar el empresario de Vilagarcía, minutos después de concluido el trámite. Lo que básicamente hicieron ambas partes fue proponer las pruebas que consideran oportunas para que el tribunal las valore. El exalcalde solicitó que testificase el periodista de un medio digital que difundió aquel reparto de fardos de café. La defensa del cafetero recurrió, directamente, a dos dictámenes judiciales que el magistrado aceptó tener en cuenta.

El primero consiste en la desestimación definitiva de las acciones que Bea Gondar emprendió contra la publicación del libro Fariña, de Nacho Carretero, por el que también se sentía difamado. El secuestro temporal al que fue sometida la obra se encontraba de plena actualidad cuando Ramos repartió su alijo de granos de café. De ahí sus referencias al antiguo regidor grovense. La segunda apunta al fallo del 2007 en el que el Tribunal Supremo amplió los tres años y medio de prisión por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, que la Audiencia Nacional le había impuesto a Gondar. La condena se fue, entonces, hasta los cuatro años, siete meses y quince días, por entender el Supremo que debía serle aplicado el agravante de pertenencia a organización criminal.

El abogado de Marcos Ramos considera que su cliente en ningún momento se inmiscuyó en el honor de Bea Gondar. Pero que, aunque así lo admitiese el juez, aquella sentencia acredita suficientemente los vínculos del grovense con los negocios ilícitos que relataba Fariña, y que, por lo tanto, tampoco en ese supuesto habría faltado a la verdad.

En cuanto a los paquetes que TuCafé colocó en el centro de Pontevedra, a razón de un kilogramo de café por fardo, volaron como gorriones después de que los transeúntes superasen su sorpresa inicial. Lo poco que sobró fue entregado a una oenegé.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio contra Bea Gondar por el alijo de fardos gratuitos de TuCafé