28 motivos para no perderse el Marisco

O Grove inaugura a las siete su gran fiesta, con un sinfín de platos, bebidas variadas y postres con sabor a tradición


o grove / la voz

Con lo más granado de la política española dándose cita en A Toxa, O Grove inicia hoy una nueva edición de su encuentro anual con el mejor marisco, con la mejor música y con miles de visitantes ansiosos de disfrutar de una fiesta gastronómica empeñada, a sus 56 años, en seguir creciendo. Cuando a las siete de la tarde se abran las cajas, ya habrá gente haciendo cola para probar alguno de los 28 platos que justifican, por sí solos, una visita a la península meca. Son casi treinta recetas variadas con las que el visitante puede componer la base de su menú. Luego, podrá aderezarlo con postres tradicionales (filloas, Versos Galegos, tarta o tortaleta de Santiago) y regarlo con una buena variedad de vinos, cerveza, agua o refrescos, que para gustos se llenan las neveras de la fiesta.

En O Grove presumen de que la mariscada que se sirve bajo las carpas -con menaje compostable que se adquiere por 2,50 euros- tiene unos precios populares. Eso ha contribuido a hacer de la fiesta lo que es, un encuentro masivo de amantes de la buena mesa. Por eso, desde hace años el Concello ha afinado la organización al máximo, a fin de evitar que las colas desesperasen a los visitantes.

En la zona de cajas, los visitantes deben hacerse con uno de los folletos en los que se recogen los distintos platos que se ofertan con sus correspondientes precios, además de los horarios de las carpas. Por la parte de atrás, un plano detalla hacia donde debe dirigirse cada uno para recoger sus pedidos, ya que el recinto del Marisco es amplio y se desparrama por todo O Corgo en una sucesión de carpas de degustación, carpa institucional, de artesanía, cafetería, tiendas, zona de conciertos... No sería, en todo caso, un mal lugar para perderse durante unas horas.

Una oportunidad para ir de tiendas y para aprender cocina de mano de Emgrobes

Viernes, sábado y domingo, en una de las carpas de O Corgo abrirá sus puertas Grovestock, una feria en la que los comercios locales sacan a la calle sus productos para ponerlos al alcance de los visitantes. Precios rebajados y productos variados sirven de carta de presentación a un mercado de oportunidades que este año se ha decidido celebrar durante el primer fin de semana de fiesta al no haber, en esta edición, puente festivo.

Grovestock es una iniciativa de la asociación de empresarios Emgrobes. Un colectivo que enriquece el programa de la fiesta aún con otro evento: las jornadas gastronómicas A Cociña do Mar. Esta serie de showcookings en directo cumple la once años de vida, así que ya se han convertido en un clásico. Este año, la cita del día 10 de octubre estará dedicada a las conservas de pescados y mariscos. El evento será en la carpa institucional, y arrancará a las doce de la mañana, donde el cocinero Paco Caneda «levará a cabo tres receitas con estes produtos». Por la tarde, los cocineros Rubén García, Rocío Garrido y Rafael Mourelos presentarán otras propuestas elaboradas con conservas.

 

 

Reordenación viaria en el entorno de O Corgo, bolsas de aparcamiento y el Grobús rodando en fin de semana

La Festa do Marisco supone un reto organizativo para un municipio de 11.000 habitantes como es O Grove. Pone a prueba, también, el entramado urbano de una localidad en la que, en los días más fuertes de la celebración, no cabe ni un alfiler. Por eso, con la llegada de la fiesta se imponen algunos cambios que el gobierno local dio a conocer ayer. En concreto, este año ha sido necesario reordenar la circulación en el entorno de O Corgo debido al cambio de sentido del paseo de Lordelo. Así, a partir de hoy a las dos de la tarde se cambiará el sentido de circulación e la calle Portiño, que une la zona del juzgado de paz, en el paseo de Lordelo, con la parte de atrás del Concello meco. Así, explicaba ayer el alcalde Cacabelos, «todo el mundo podrá seguir cogiendo de Lordelo hacia O Corgo, tomar esa calle y desembocar detrás del Concello». Ese será el único cambio de relevancia incluido en el plan de tráfico que se desplegará durante la fiesta.

Este recoge también que la parte de atrás de la lonja se reservará, como es habitual, para los autobuses que acudan a O Grove. Los turismos, además de las zonas de aparcamiento habituales de la localidad, podrán utilizar el párking del colegio Rosalía de Castro -el dinero recaudado se destinará a la excursión

de fin de curso- o el gestionado por la Asociación do Deporte Meco, que estará ubicado al final del paseo de Lordelo, en la conocida como finca de Don Jacobo.

Los fines de semana hay una alternativa al coche particular. Y es que el Grobús, el bus de Emgrobes, hará su ruta circular por la península de viernes a domingo, en horarios de nueve de la mañana a doce de la noche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

28 motivos para no perderse el Marisco