San Roque afronta el cuarto sábado consecutivo sin médico de refuerzo

Los PAC desconocían ayer con cuántos efectivos contarán en las próximas horas


vilagarcía / la voz

Último fin de semana de julio. La población de la comarca de O Salnés se ha multiplicado gracias al verano y el turismo. Y en este contexto, los servicios de atención sanitaria han caído bajo mínimos. Allá donde se mire faltan médicos, y los que están no dan abasto para atender una demanda desbocada. Las quejas se elevan desde todos los rincones: alcaldías, grupos como Vilagarcía En Común, que ayer se hizo eco de la dramática situación del centro de salud de San Roque, y hasta desde las cristaleras y tablones de anuncios de los propios centros sanitarios, donde los profesionales cuelgan informes diarios de situación. El que ayer se leía en O Grove era dramático: Médicos consultando, uno. Médicos sin consulta, cinco. En el PAC de Vilagarcía cuelgan carteles similares. El de hoy informará de que el punto de atención de urgencias trabajará, un sábado más, sin el médico de refuerzo. Es el cuarto fin de semana que se produce esta situación: en esta ocasión, el profesional que debería prestar atención en San Roque ha sido derivado a Baltar, donde probablemente su presencia también sea necesaria. Como Vilagarcía tiene un hospital dentro de sus límites, se entiende que está en mejores condiciones para asumir esa merma.

¿Qué ocurrirá en San Roque mañana domingo? Está por ver. Puede parecer increíble que a estas alturas aún no se sepa con cuántos médicos contará el servicio, pero lo cierto es que así es. De hecho ayer, a las seis de la tarde, eran los profesionales del PAC de Cambados los que desconocían cómo iban a ir las cosas no ya el domingo, sino anoche. Hasta las 22 horas estaban trabajando los dos facultativos que le corresponden a este PAC, pero representantes de los trabajadores mostraban serias dudas de que durante la noche se mantuviese ese número. De hecho se temían que el número de médicos operativos se redujese a tan solo uno. Y habrá que ver qué ocurre durante la mañana de hoy.

El Sergas insiste en sus justificaciones y explicaciones. Se reducen esta a una: no encuentran médicos con los que cubrir las vacaciones de los facultativos. Eso implica que, aunque «a prioridade administrativa e organizativa é tratar de achegar substitutos», «ante a imposibilidade de cubrir a totalidade das ausencias estivais» haya que tomar otras medidas, como «prolongacións de xornada ou ben intersubstitucións». En primera instancia, el Sergas solicita voluntarios para hacer esas coberturas y, si no se presentan, tiene la opción de mover las fichas de las que dispone.

La situación no solo está generando un profundo malestar entre los profesionales sanitarios, sino también entre los pacientes. A estos se dirigen los carteles en los que se relata la merma de las plantillas. En algunos se les recuerda que tienen a su disposición hojas de reclamación.

Trabajadores sin fichar para no ampliar plantilla

Vilagarcía en Común salió ayer a la palestra para denunciar la precaria situación de San Roque y para urgir a la Xunta a que tome medidas. Según esta formación, «cada vez son menos os servizos que se poden prestar», la falta de personal satura a los facultativos en activo, y las irregularidades no acaban ahí: los trabajadores «non fichan e non teñen ningún sistema para facelo. Así é máis doado ampliar as xornadas laborais sen cubrir as prazas dos que faltan».

«Un médico para máis de 20.000 persoas no Grove... Isto é lamentable, insoportable»

Al alcalde de O Grove, José Cacabelos (PSOE), la voz le tiembla de indignación. «A situación da atención primaria no concello do Grove é crítica, lamentable, insoportable». El regidor habla así tras haber sido asaltado por vecinos que, por la calle, por teléfono o vía WhatsApp, le han trasladado su enfado por la falta de médicos en el centro de salud. El día 25, jornada festiva, solo dos profesionales prestaron servicio en Monte da Vila. Ayer solo quedaba uno. «26 de xullo, unha das fins de semana do ano con máis xente no Grove, e só hai un médico no centro de saúde», recalcaba Cacabelos. Y echaba cuentas. A los once mil pacientes potenciales reconocidos por al EOXI, y que se corresponden con la población habitual de la villa meca, se suman al menos otros tantos desplazados, personas que están de veraneo en esta villa arousana y que en cualquier momento pueden necesitar asistencia sanitaria.

La precariedad del servicio ya ha provocado que en O Grove se registrasen diversas movilizaciones. Tras una de ellas, todos los grupos con presencia en la corporación firmaron un escrito en el que se solicitaba una entrevista con el conselleiro de Sanidade. Era la quinta petición que salía de la península meca hacia Santiago, y como las cuatro anteriores, no sirvió de nada. Así que, mientras en O Grove «un médico de urxencias ten que atender ata a oitenta pacientes nunha quenda», de la Xunta no hay noticias. Por eso, Cacabelos carga contra el conselleiro y se dirige a Feijoo para «esixirlleque veña a O Grove a resolver o problema de ter un médico para 20.000 persoas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

San Roque afronta el cuarto sábado consecutivo sin médico de refuerzo