Cinco badenes limitarán la velocidad en la carretera de O Conde, en O Grove

El gobierno local proyecta pasos elevados también en Meloxo, Reboredo y O Sineiro


o grove / la voz

Retirar los semáforos y los radares que controlaban la velocidad en algunas calles de O Grove fue una de las primeras medidas que puso en marcha el alcalde, José Cacabelos, cuando accedió al cargo. Era partidario de apostar por otros sistemas, como la instalación de pasos de peatones elevados. La medida se puso en marcha el pasado año, con la instalación de los badenes en la carretera interior de San Vicente, gracias al plan Móvese de la Diputación. Ahora llega la segunda fase, que prevé la construcción de un elevado número de pasos elevados en calles como la carretera de O Conde, la subida a Meloxo, las inmediaciones de la iglesia de San Martiño o la zona de Reboredo. «Según informa la Diputación las obras están ya adjudicadas y comenzarán en los próximos días», aseguró ayer el regidor meco.

«Desde que llegamos al gobierno apostamos por otro sistema para controlar la seguridad vial», explicó Cacabelos. Al regidor nunca le gustaron demasiado ni los semáforos, ni los radares que controlaban la velocidad en las calles más conflictivas multando a los que superaban los límites permitidos. De hecho, una de las primeras medias que tomó fue la de apagar los polémicos semáforos. Los radares se mantuvieron funcionando durante un tiempo, hasta que la empresa que los gestionaba optó por retirarlos. La intención del gobierno local era la de sustituir estos aparatos por pasos de peatones elevados, que obligaran a los vecinos a reducir la velocidad. En los últimos años se han construido muchos badenes en las calles más conflictivas, como la carretera interior de San Vicente. Pero todavía quedaban muchas zonas pendientes, como la de la carretera de O Conde. Cacabelos reconoce que este es uno de los viales que actualmente registra más problemas de tráfico, de ahí que en él esté previsto construir cinco badenes. «Los últimos atropellos se registraron ahí y es una de las zonas más inseguras», afirmó el regidor.

No será este el único vial en el que se actúe en los próximos días. El equipo de gobierno ha solicitado también reductores de velocidad en la subida a Porto Meloxo, en la zona de Reboredo, más concretamente, en la bajada a la zona de Mexiloeira, y en Estonllo. Además, se construirá otro paso elevado en las inmediaciones de la iglesia de San Martiño, en el vial que lleva a O Sineiro. Estos trabajos se completarán con la creación de una rotonda en la zona de Lampáns.

El alcalde sostiene que para completar este proyecto solo queda pendiente la actuación de la Xunta, a la que el Concello ha solicitado que construya pasos elevados en Xoán XXIII y Teniente Domínguez. Dos obras que ya han sido solicitadas pero de las que, por ahora, nada se sabe, sostiene Cacabelos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco badenes limitarán la velocidad en la carretera de O Conde, en O Grove