El colegio Rosalía de O Grove confía en estrenar el comedor el mes próximo

Ya comenzó la instalación del nuevo módulo prefabricado, que tendrá capacidad para cuarenta plazas


o grove / la voz

Han sido años de espera. Cursos y cursos reclamando poder contar con un servicio que ya tienen otros colegios de O Grove: el comedor escolar. Padres, alumnos y profesores del colegio Rosalía de Castro vieron esta semana como su sueño se hacía realidad. En el patio escolar han comenzado los trabajos para colocar un módulo prefabricado de última generación, un espacio que a partir del mes próximo permitirá al centro ofrecer el servicio de comidas. Tiene cabida para cuarenta alumnos, pero la asociación de padres quiere organizar dos turnos, para dar cabida a todo el que lo precise.

La obra fue visitada ayer por la concejala de Educación, Pilar Galiñanes, el alcalde, José Cacabelos, y representantes del AMPA. Según la empresa encargada de las obras, la instalación del módulo prefabricado estará lista a partir de la próxima semana. Entonces solo quedará pendiente la conexión eléctrica y de agua, además de la construcción de rampas de acceso en las puertas y la colocación de una rejilla que cubra la parte inferior, que ha sido pilotada sobre unos bloques. Obras, todas ellas, que sufragará el Concello de O Grove, que también ha pagado 30.000 euros, la mitad de lo que cuesta el módulo prefabricado. Estos trabajos se coordinarán ya con la empresa que va a ofrecer el servicio de cátering al centro, para que el nuevo recinto cumpla con todos los servicios precisos. Se construirá una encimera de metal y un fregadero. Quedará entonces pendiente solo la instalación del mobiliario, que el AMPA ha solicitado a Educación. El recinto estará además perfectamente acondicionado, pues cuenta con dos módulos de aire que permitirán regular la temperatura en su interior. Tiene también un tejado a dos aguas, lo que mejora su aislamiento.

Las previsiones apuntan a que el servicio podrá estar operativo durante los primeros días de febrero, explicó ayer Galiñanes. «A nosa intención é que estea operativo en febreiro, pero vai depender das obras», aseguró. El recinto cuenta con un espacio de 58 metros cuadrados, lo que supone que allí habrá lugar para que coman a la vez 40 niños. Pero las previsiones de la asociación de padres pasan por hacer dos turnos, dando de comer primero a los más pequeños. Así se podrá atender toda la demanda. Los pequeños estarán atendidos por los monitores, que contratará la propia empresa de cátering.

La asociación de padres quiere organizar dos turnos para acoger a 80 alumnos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El colegio Rosalía de O Grove confía en estrenar el comedor el mes próximo