O Grove cambia luces por centollas en su árbol de Navidad

El ejemplar mide cinco metros de alto y está cubierto de arriba a abajo por caparazones


O Grove / La Voz

Puede que no brille tanto como el de Vigo, pero es indiscutible que el proceso de producción del árbol de Navidad que desde hoy luce en O Grove ha sido mucho más sabroso. Cinco metros de altura tiene el ejemplar, que está cubierto de arriba a abajo por centollas. Calma, no cojan el coche todavía porque los animales están muertos. En realidad, lo que engalana el árbol grovense son caparazones. Los restos que quedaron tras las jornadas de exaltación del crustáceo y que han sido convenientemente reciclados para adornar de una forma distinta la navidad grovense. Solo faltaba que el árbol en cuestión fuera un loureiro. Así la mezcla sería perfecta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

O Grove cambia luces por centollas en su árbol de Navidad