La hostelería regresa a A Lanzada

El centro vacacional vuelve a convertirse en sede de un taller de empleo que formará a una veintena de camareros y cocineros de entre 18 y 56 años de edad


o grove / la voz

Casi a la misma hora se presentaron ayer los dos talleres de empleo de hostelería con los que este año contará O Salnés. El primero, el de O Grove que se está impartiendo ya en el centro vacacional de A Lanzada. El segundo, el de la mancomunidad, que hasta hace unos años se celebraba en este mismo espacio pero que decidió trasladarse a Sanxenxo. Ambos formarán a una veintena de personas durante los próximos nueve meses en las profesiones de camarero y cocinero.

La escuela de hostelería de la mancomunidad se imparte ahora a unas instalaciones ubicadas en el puerto deportivo de la capital turística de las Rías Baixas y, en este sentido, el responsable de Turismo de la Mancomunidade, el sanxenxino Gonzalo Pita, agradeció durante su presentación al presidente de la entidad, Gonzalo Durán, su apuesta por esta ubicación para este ciclo formativo. Lo hizo media hora después de que se presentara el otro centro de formación hostelera que este año se impartirá en la comarca y que nació, precisamente, tras el traslado del de la mancomunidad. Porque, contrariamente a lo apuntado por la entidad supramunicipal, O Grove entiende que las instalaciones de A Lanzada son adecuadas para acoger estos ciclos. Y por eso el Concello solicitó, y consiguió, un nuevo taller de esta misma rama.

De su inauguración se encargaron ayer el alcalde, José Cacabelos, el concejal de Emprego, Javier Caneda, la diputada Digna Rivas y Marta Mariño, en representación de la Xunta. Todos animaron a los alumnos a aprovechar esta oportunidad y recordaron que O Grove es un municipio en el que existe mucha demanda de estas dos profesiones.

En el centro de A Lanzada hay alumnos de todas las edades. Fran y Pablo son de los más jóvenes. Tienen 19 años y han visto en este taller una oportunidad para encontrar una profesión. «Trabajé de camarero, aunque a mí lo que me gusta es la cocina. Pero sin formación no te dan una oportunidad», explicó el primero. «Mi padre tiene una bodega y yo también estoy muy interesado en el mundo de la hostelería», añadió el segundo. A su lado se forma Francisco Javier Rego, de 58 años. Trabajaba en la construcción hasta que llegó la crisis. «Ojalá hubiera tenido esta oportunidad cuando era joven», explicó. Lleva años trabajando de camarero y ahora tendrá la oportunidad de formarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La hostelería regresa a A Lanzada