Las obras obligarán a cerrar unos días al tráfico el acceso a la iglesia de San Vicente

La empresa tiene que echar hormigón en toda la calzada y solo se habilitarán pasos para los peatones de la zona

.

o grove / la voz

Hace solo unos días que los operarios han regresado a la carretera que conduce a la iglesia de San Vicente. Allí, Concello de O Grove y Diputación han puesto en marcha un proyecto de mejora de la seguridad muy demandado por los vecinos. Porque, desde hace años, peatones y vehículos comparten un vial que, en ocasiones es demasiado estrecho, con el elevado riesgo que ello supone para los viandantes. Los técnicos de ambas administraciones han ideado un proyecto, que es el que ahora se está ejecutando, que prevé diferentes soluciones para los distintos tramos que componen esta carretera, desde el cruce con el vial interior de la parroquia hasta la iglesia. En unos de estos tramos, se creará una plataforma única para vehículos y peatones de hormigón. El problema es que para poder construirla será preciso cerrar por completo al tráfico esta carretera durante unos días.

«En breve tendremos que cerrar este acceso al cien por cien», reconocía ayer el alcalde de la localidad, José Cacabelos. Asegura que la empresa tiene que echar hormigón en el vial, «y eso hay que hacerlo todo de una vez y sin que nada pase por encima», argumenta. Por ahora se desconoce la fecha exacta de este corte, pero sí que se intentará que dure el menor tiempo posible. El alcalde explica que en la zona se habilitarán pasos para los peatones y que los vecinos del lugar pueden utilizar otras carreteras alternativas para llegar hasta este espacio. Pero reconoce que algunas viviendas quedarán sin acceso rodado durante el tiempo que la empresa tarde en echar el nuevo pavimento.

Decenas de afectados

Desde el cruce de la carretera interior de San Vicente hasta la iglesia parroquial hay decenas de casas a ambos márgenes del vial. De hecho, en muchos tramos resulta imposible la ampliación de la calzada por lo próximas que están las viviendas. Estos vecinos serán los que se verán ahora afectados por las obras, si bien los más perjudicados serán los ubicados en los tramos más estrechos, que es donde se construirá esa plataforma de hormigón.

Por lo demás, los trabajos de mejora de la seguridad vial en esta zona avanzan a muy buen ritmo, reconoció el alcalde. Cacabelos explica que su equipo ha conseguido llegar a algún acuerdo más con los propietarios para ampliar la calzada y que se puedan construir sendas peatonales en más tramos de los previstos inicialmente. También se ha negociado con Patrimonio, para que permitiera levantar un poco el crucero que hay delante de la iglesia, pues ese terreno tiene un fuerte desnivel y la intención del Concello es dejarlo todo a la misma altura. Pero la Administración autonómica no ha dado permiso al municipio meco para los trabajos, por eso se ha optado por construir tres nuevos escalones en la zona, para reducir la pendiente. Delante de la iglesia se construirá una nueva plaza que estará pavimentada con adoquines.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las obras obligarán a cerrar unos días al tráfico el acceso a la iglesia de San Vicente