La nueva ley de contratos complica la organización de la Festa do Marisco al Concello

El gobierno local ha tenido que firmar un convenio con la cofradía para poder comprarle la vianda

.

o grove / la voz

«Temos que convocar concurso para todo. Estase a complicar a organización da festa hasta límites insospeitables». Quien habla es la responsable de Turismo de O Grove, Emma Torres, sobre quien también recae el grueso de la organización de la Festa do Marisco. Una tarea que debido a la nueva ley de contratos se está complicando sobremanera. Tanto, que el Concello pensó en un primer momento que la normativa imposibilitaba la adquisición de toda la vianda que se sirve en la celebración a la cofradía meca. Por fortuna, un informe del secretario municipal ha permitido que, en aras del interés general de la fiesta, se le pueda encargar al pósito el suministro de todo el marisco.

Todos y cada uno de los elementos y materiales que son precisos para organizar la fiesta meca deben salir, en esta ocasión, a concurso. Pasó con las carpas que se van a instalar en O Corgo, que ya han sido adjudicadas. Y será así con el equipo de sonido, con la producción de los conciertos y hasta con los platos y vasos que se utilizarán para servir las raciones que se pondrán a la venta. Todo ello genera un trabajo extra para los técnicos y para la propia Torres, que debe convocar decenas de concursos con tiempo suficiente para que todo esté cuando sea preciso.

Lo primero, las viandas

Gracias al informe del secretario municipal, el suministro de buena parte del marisco parece que está garantizado. Pero quedan todavía pendientes algunos productos, como la zamburiña. Para saber quién se ocupará de vender este producto en la fiesta será preciso convocar un concurso público. La ostra y la vieira ya están adjudicadas de años anteriores. La novedad es que, en esta ocasión, será preciso también licitar el menaje de la fiesta, es decir, los platos y vasos en los que se servirán las raciones. En este caso, el Concello aprovechará que tiene que convocar un concurso para tratar de que el cien por cien de estos productos sean biodegradables, con el fin de no incrementar así la generación de plástico durante el certamen meco.

Otra de las novedades es que también es preciso sacar a concurso la carpa de los pinchos, una medida a la que el gobierno local ya ha dado el visto bueno. En esta ocasión, los interesados pueden optar a uno o a varios de los puestos que se instalarán en la carpa de O Corgo. A la hora de adjudicarlos se tendrá en cuenta no solo el porcentaje de facturación que el interesado esté dispuesto a entregar al Concello en concepto de canon, sino que también se valorará la calidad y la originalidad de los pinchos que se vayan a servir en este espacio durante toda la fiesta.

Torres intentará que todo el menaje en el que se sirvan las raciones sea biodegradable

Un informe del secretario evitó que el suministro de marisco tuviese que ser licitado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La nueva ley de contratos complica la organización de la Festa do Marisco al Concello