La cofradía meca denuncia en Fiscalía vertidos reiterados en la isla de A Toxa

Responsabilizan a una comunidad de propietarios y a la inacción de la Xunta

.

o grove / la voz

La isla de A Toxa es, sin duda, un referente indiscutible cuando se habla de turismo en las Rías Baixas. Pero ni eso la libra de tener una cara oscura contra la que los mariscadores de O Grove están hartos de lidiar. Y es que cada año, desde hace muchos, cuando llega el verano los intestinos de la isla vierten sin ningún control al mar. Cansados de un problema al que nadie parece meter mano, los responsables de la cofradía San Martiño han decidido dirigirse a la Fiscalía para presentar una denuncia por un delito continuado contra el medio ambiente y por prevaricación. Apuntan, de esta manera, tanto a los propietarios de la urbanización de la que presumiblemente parten los vertidos, como a las administraciones que, pese a todo el tiempo transcurrido, no han hecho nada para corregir esta situación.

Los vertidos que se denuncian se producen, en verano, sobre una de las playas que ciñen el puente de la isla. Se trata de un arenal muy frecuentado por los bañistas y que conforma parte de la ría Vía Sur, una de las zonas más productivas de la cofradía de O Grove. La fuga de aguas fecales se produce desde hace años, y desde el principio es denunciada por el pósito. «No nos encontramos ante un vertido aislado, accidental o casual, sino ante una actuación premeditada, permanente, reiterada y constante en el tiempo, que se produce año tras año y que, a pesar de las denuncias interpuestas, se repite en temporada estival con ocasión de la visita de los moradores estacionales en las citadas urbanizaciones, con absoluta, patente y manifiesta impunidad». La denuncia de la cofradía carga contra Inmobiliaria La Toja y contra la comunidad de propietarios de la urbanización C4 de la isla. Pero carga también contra la «relajación en el deber de la Administración», que al no tomar cartas en el asunto «origina una sensación extendida de manifiesta impunidad». Dicen los responsables del pósito que «es notorio que las administraciones no han ejercitado ni ejecutado sus potestades de investigación, inspección y sanción» en este tema. «Ello contrasta con la especial laboriosidad y celo de Aguas de Galicia y Medio Ambiente con la persecución a otras cofradías por la retirada de algas de las playas, para evitar la mortandad masiva de marisco, pero a las que pretender imponen fuertes sanciones económicas al considerarlas como residuos», concluyen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La cofradía meca denuncia en Fiscalía vertidos reiterados en la isla de A Toxa