Patrimonio solicitó a O Grove datos sobre el estado de la Torre de Escuredo

Sostiene que el Concello no contestó a su requerimiento sobre el único BIC meco

.

o grove / la voz

Nadie en O Grove discute el penoso estado en el que se encuentra la conocida como Torre de Escuredo, uno de los edificios más emblemático de la historia local. Lo que no parece estar claro es la solución que se le puede dar a este inmueble para recuperar el que hasta ahora es el único Ben de Interese Cultural del municipio. El Partido Galeguista Demócrata presentó el pasado mes de noviembre una moción en la que pedía que se tomaran medidas para conseguir la recuperación de la torre. Y el Concello ha dado los primeros pasos, desde crear una comisión hasta solicitar informes a Patrimonio. En esta Administración autonómica explican que ya en el mes de abril solicitaron al gobierno local toda la documentación relativa a este inmueble. Sus peticiones, aseguran, fueron ignoradas.

Lo primero que dejan claro en la Xunta cuando se le pregunta por la situación de la Torre de Escuredo es que la obligación de conservar los edificios catalogados como Ben de Interese Cultural (BIC) es de los propietarios. A partir de ahí, Patrimonio asegura que durante el pasado mes de abril se interesó por el estado de este espacio. La consellería solicitó al Concello que le remitiera toda la documentación de la que dispone relativa a su estado de conservación, desde los informes de los técnicos hasta las comunicaciones o requerimientos realizados a la propiedad, así como las medidas de conservación adaptadas. Hasta ahora, explican en la Administración autonómica, han recibido la callada por respuesta.

Su versión difiere de la que ofrecía hace solo unas semanas el Concello de O Grove. A raíz de una moción presentada por el Partido Galeguista Demócrata, en la que reclamaba que se tomaran medidas para instar a los propietarios de este espacio a que iniciaran la recuperación del inmueble, el grupo de gobierno solicitó un informe a Patrimonio, con el fin de conocer la situación exacta en la que se encuentra este espacio. La respuesta fue que esta era «ambigua y poco clara», explicaba entonces la concejala de Turismo, Emma Torres. Por eso el grupo de gobierno optó entonces por pedir nuevos informes, tanto jurídicos como a un arquitecto, así como una tasación independiente.

Una solución problemática

Lo cierto es que veinte años después de que la torre quedara cercenada por la construcción de un edificio de viviendas, nadie parece tener claro cuál puede ser la solución. Los propietarios del inmueble se muestran partidarios de reconstruir lo que queda de la vivienda en otro espacio de la finca, para poder urbanizar el resto de la parcela y acabar así con la aberración urbanística de este entorno. De hecho, han negociado en varias ocasiones con el alcalde, José Cacabelos, para que este acuerdo sea recogido en el futuro plan urbanístico. Un convenio que permitiría que O Grove se quedara, a cambio, con los jardines y la vivienda rehabilitada.

Pero mientras eso no sucede, la torre se sigue deteriorando. Y lo cierto es que el estado del único Ben de Interese Cultural de O Grove deja mucho que desear. Encontrar la forma de recuperarlo y devolverle su esplendor no es tarea sencilla. Primero será preciso llegar a un acuerdo con todas las partes implicadas para borrar esa medianera que un día cercenó la torre y provocó buena parte de su deterioro actual. ¿A alguien se le ocurre cómo lograrlo?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Patrimonio solicitó a O Grove datos sobre el estado de la Torre de Escuredo