El sistema de suministro de agua en O Salnés resiste los rigores del calor

El turismo provoca que casi se duplique el consumo durante los meses de verano


vilagarcía / la voz

La red de abastecimiento de agua de la Mancomunidade do Salnés acaba de pasar una prueba de fuego. La coincidencia de la ola de calor con la primera semana de agosto -fechas de mayor concentración de gente en la comarca- disparó el consumo, y el sistema de suministro funcionó bien, sin que se produjeran cortes ni bajadas de presión, según informan desde la propia mancomunidad.

El río Umia, del que bebe el sistema, va sobrado de agua -la última medición en el embalse de Caldas, del 30 de julio, indica que estaba a un 95 % de ocupación- y la infraestructura para llevar el agua desde el río a las casas, aunque no va sobrada, aguantó bien el tirón. La mancomunidad se sirve de una planta de bombeo situada en Pontearnelas y una depuradora emplazada en Tremoedo (Vilanova).

La comarca de O Salnés aumenta considerablemente el consumo de agua durante estas fechas como consecuencia del aumento de población, derivado de la afluencia turística. La última lectura, correspondiente al mes de julio, arroja un consumo de 667 millones de litros, algo menos que julio de 2017, aunque la media en agosto podría aproximarse a los 30 millones al día, según la tendencia de años anteriores. En invierno, los consumos en los meses más flojos ronda los 18 millones de litros al día.

La mancomunidad sirve a todos sus concellos (Vilagarcía, Sanxenxo, O Grove, Cambados, Vilanova, A Illa, Meaño, Meis y Ribadumia), aunque no todos utilizan el servicio en la misma medida. Vilagarcía dispone de la alternativa del embalse de O Con y Sanxenxo reduce en gran medida su consumo a través del Umia durante el verano y pasa a servirse por la red de Pontevedra.

Sanxenxo recurre a Pontevedra

O Salnés no podría asumir el aumento de consumo que se produce en Sanxenxo durante el verano. Según los datos aportados por el Concello, el pasado fin de semana -en plena ola de calor- se consumieron en el municipio 17 millones de litros de agua, a razón de un 70 % proveniente del Lérez y el 30 %, del Umia.

O Grove es otro de los municipios turísticos por excelencia, y allí las cifras también crecen considerablemente en estas fechas. El calor, los riegos, las piscinas, las fiestas... Hay muchos factores que influyen en la demanda del agua. Solo en el sistema de baldeo empleado en la Festa do Albariño se gastaron medio millón de litros, y las fiestas de San Roque de Vilagarcía, además de limpiar las calles, habrá que regar a miles de personas el día 16 con motivo de la Festa da Auga. El ecuador de agosto será el próximo examen que pasará el servicio de abastecimiento, aunque no parece que vayan a surgir problemas, teniendo en cuenta que las instalaciones de la mancomunidad han aguantado toda una ola de calor.

667 millones

Litros en julio

Esta cantidad es ligeramente inferior a la del año pasado por esas fechas

500.000 litros

En baldeos en el Albariño

Esta es la cantidad que empleó el Concello de Cambados en las tareas de limpieza

1.000 botellas

Ventas en solo un día

El dato es del sábado del Albariño y corresponde al kiosco situado en A Calzada

La mancomunidad, pendiente de la ampliación de la depuradora y la estación de bombeo

La logística funciona, pero se queda justa. La Mancomunidade do Salnés tiene actualmente una capacidad de almacenaje de agua de 10 millones de litros, pero lo óptimo sería, a corto plazo, ampliarla en 15 millones más y, a largo plazo, a 30 millones, según sus estimaciones.

La entidad trabaja desde hace años en este proyecto. El primer paso fue llegar a un acuerdo con la comunidad de montes de Tremoedo para conseguir los treinta millones de metros cuadrados que se precisan para acometer la ampliación, que le costarán a la administración alrededor de 300.000 euros. A la espera de que se resuelvan en la Xunta los trámites para la declaración de la utilidad pública, y posterior expropiación, la mancomunidad seguirá llamando a las puertas de la Xunta para conseguir la financiación necesaria y ejecutar, así, esta importante obra.

La primera fase consistiría en levantar un nuevo depósito con capacidad para 15 millones de litros y una nave logística; en la segunda fase se seguiría aumentando la capacidad, hasta lo 30 millones de litros.

Nueva tubería a O Grove

Otra de las obras que está pendiente para mejorar el servicio de suministro en la comarca es la construcción de una nueva tubería a O Grove, pues de la que se sirve actualmente está obsoleta y provocó ya varias averías. En este caso, el proyecto está más avanzado y la previsión de la mancomunidad pasa por iniciarlo en el 2019, a tenor de lo hablado en la última conversación mantenida con el director de Augas de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El sistema de suministro de agua en O Salnés resiste los rigores del calor