O Salnés está a punto de colgar el cartel de completo para agosto

Los hoteles superan el 85 % de su ocupación, pero esperan reservas de última hora

.
A. G.
vilagarcía / la voz

«Do 8 ao 14 síntollo moito pero está todo cheo, a ver se máis cara a diante». Así contestan al teléfono desde varios hoteles de Vilanova. Buscar dónde hospedarse, a estas alturas del mes, en cualquiera de los alojamientos de la comarca de O Salnés comienza a ser más difícil que topar esa aguja perdida en el pajar.

Llega el mes del verano por excelencia. El mes más cotizado en la oficina para hacerse con unos días de descanso. En definitiva, llega agosto y con él las ganas de vacaciones y desconexión. O Salnés pinta idóneo para este plan. Barra libre de playas, calidad gastronómica y fiestas, sobre todo muchas fiestas. Pero el descanso de unos implica el trabajo de otros. Se inicia con este mes estival la temporada alta para uno de los sectores económicos fundamentales dela zona: la hostelería.

Desde Vilagarcía hasta O Grove, en los hoteles se frotan las manos porque están a un paso de colgar el cartel de completo. El sector hotelero está por encima del 80 % de su ocupación. Aunque el mes de julio fue bueno, según apuntan desde los establecimientos, agosto se lleva la palma. «Estamos rozando o 80 % da nosa ocupación, mentres que en xullo estivemos algo por encima do 40%. É un feito, o turismo estase a estacionalizar no mes de agosto», explican desde el hotel Pazo O Rial (Vilagarcía). O Grove, uno de los destinos más demandados por los turistas, ya está con el 90% de sus habitaciones ocupadas, y no por poco tiempo. En el hotel Talaso las reservas llevan vigentes desde hace ya más de un mes. El establecimiento meco no tendrá tregua hasta la segunda quincena de septiembre. En comparación con el año pasado, los niveles de ocupación se mantienen. Con todo, cada vez son más los que desde sus hoteles aseguran que «o alugueiro de pisos por portais de Internet, e nótase».

Los precios por habitación y pernocta se mantienen con respecto al pasado 2017. Para dos personas, hospedarse en los hoteles de la comarca de O Salnés, cuesta entre los 60 y los 150 euros por noche.

El alquiler de pisos vacacionales, un frente abierto para el sector hotelero

Encontrar un apartamento en el que alojarse durante las vacaciones de agosto es, prácticamente, imposible. Plataformas de reservas online, como Airbnb, ya tienen sus calendarios de color rojo. En Vilagarcía, de los 200 pisos disponibles en la web, es complicado hacerse con uno hasta el mes de septiembre, cuando la disponibilidad aumenta hasta el 50 %. En A Illa, más de lo mismo. No hay libre ni un solo piso en el portal virtual hasta que acaben los meses más calurosos del año. Veranear en la casa de otro está cada vez más de moda y, como todo, tiene un perjudicado: el sector hotelero. ¿El motivo? La diferencia económica. Aunque los precios varían en función de la ubicación y calidad del apartamento, el alquiler suele ser inferior a los 100 euros por noche.

Unos turistas que viajan en familia y llegan desde todos los puntos de la península

Según el Instituto Galego de Estadística (IGE), la comarca de O Salnés recibe un total de 30.525 visitantes en los meses de verano. Gran parte de este mérito recae sobre los concellos de Sanxenxo y O Grove. Nuestros turistas, según indican desde los hoteles, guardan un perfil determinado: familia con niños pequeños y nacionales. «Es un turismo familiar que vienen buscando tranquilidad en nuestros concellos. Extranjeros hay, pero menos», apuntan desde el hotel Castelao (Vilagarcía). Además, nuestros visitantes buscan desplazarse con facilidad entre los concellos limítrofes. Eva, una zaragozana que se estrena como veraneante en O Salnés, lo explica: «Ayer estuvimos en Cambados, ahora pasaremos unos días en A Illa, pero cruzaremos también a Vilagarcía. Es que está todo al lado, para conocer es muy cómodo».

Este año también se han dejado ver los peregrinos. «O Camiño nótase algo, non imos dicir que unha barbaridade, pero hai peregrinos tamén», señalan en Vilanova, por donde pasan a diario varios caminantes a través de la variante espiritual.

Pocos días pero muchas visitas

La estancia media en nuestros concellos está en los cuatro días. Muchos creen que es el hecho de conocer varios lugares de la zona lo que hace que nuestros turistas pasen poco tiempo en un mismo lugar, pero varias jornadas recorriendo el resto de municipios. Los más previsores tienen la reserva hecha desde hace ya más de un mes, pero los hay que esperan al último momento para asegurarse su cama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

O Salnés está a punto de colgar el cartel de completo para agosto