«No hay ningún problema con el diésel, y no lo va a haber durante años»

Bargés señala que, pese a la ofensiva en contra, el coche de gasoil sigue siendo la primera opción de compra en la provincia


vilagarcía / la voz

Treinta y dos años de carrera en el sector de la venta de automóviles, los 23 últimos, en el Grupo PSA. La experiencia avala a Antonio Bargés Vidal (O Grove, 13/II/1965) como un experto en la materia, que desde hace tres años lo ocupa en la jefatura de ventas de Dalonga S.A. en Vilagarcía, con concesionario desde 1977, y Pontevedra, abierto en el 2014. Con unas ventas de 600 unidades en el 2017 entre vehículos Citroën nuevos y de ocasión, Bargés ofrece su punto de vista sobre la guerra abierta que la Administración Pública ha iniciado contra el diésel en parte de Europa, y a la que se ha sumado el nuevo Consejo de Ministros de Pedro Sánchez desde la Moncloa, generando un notable temor en el comprador español, aunque por ahora no tanto, nos cuentan, entre el pontevedrés.

-Gobiernos de Europa parecen haber instalado un mensaje: La caducidad del coche diésel está más próxima a la de un yogur que a la de un automóvil de miles de euros. Grandes ciudades, incluso regiones del viejo continente están empezando a limitar, si no prohibir, el tráfico de vehículos a gasoil. El nuevo gobierno de España ha informado de un próximo incremento brutal en la carga fiscal del diésel. ¿Aquella primera pregunta de toda la vida, gasolina o diésel, es cosa del pasado?

-No. Yo creo que todavía no. Los clientes viven ahora mismo con una incertidumbre muy grande por lo que pueda pasar con los vehículos diésel. Al contrario que como lo ha pintado la ministra -de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera-, yo creo que el motor diésel aún tiene mucho futuro. Los fabricantes de automóviles se adecúan año tras año a las nuevas y diferentes normas anticontaminación. Nosotros teníamos hasta hace poco la normativa Euro 6.1. Ahora está saliendo la nueva, la 6.2. Los nuevos motores diésel salen adaptados a esta última. Quiero hacer hincapié en que estos motores diésel no contaminan más que un gasolina o un híbrido. La ley es muy estricta con los motores diésel, y los nuevos vehículos incorporan unos sofisticados sistemas de limpieza de los gases de escape.

-Sin embargo, todos los registros apuntan a una caída en picado de las ventas de vehículos diésel, con solo un tercio de las matriculaciones en España en lo que va de año, y alrededor del 50 % en Galicia. ¿Sucede lo mismo en Arousa y Pontevedra?

-En la provincia de Pontevedra la motorización diésel llegó a suponer un 70 % de las ventas, por un 30 % la de gasolina. De unos dos años para aquí se ha igualado, y anda muy cerca del 50-50. Pero porque las motorizaciones de gasolina tienen unos consumos más ajustados que antes, ni mucho menos por las normativas anticontaminación. El cambio se nota sobre todo en vehículos urbanos, en los que se vende más gasolina que diésel. El resto, berlinas, monovolúmenes, los SUV -todocaminos- que son los que ahora más se demandan, se están vendiendo mucho más en diésel, que en gasolina, sobre un 60-40. Y no digamos ya los vehículos comerciales, en los que se sigue vendiendo un 90 % diésel.

-Coche eléctrico, a gas, híbrido... ¿Cuál será el utilitario del futuro? ¿Qué debemos entender por futuro en el mundo de la automoción?

-A corto plazo, 5-10 años, yo le veo mucho futuro a los carburantes que hay actualmente, la gasolina y el diésel. Por los tipos de homologaciones que hay, son muchísimo menos contaminantes los motores diésel de ahora que de antes. El problema son los vehículos de más de 10 años, que son los que realmente están contaminando. Lo que debería hacer el gobierno es seguir con planes de ayuda para renovar el parque, no excluir ciertos carburantes. Porque en España las energías alternativas, especialmente los vehículos eléctricos, no tienen infraestructuras como para que podamos pensar en abandonar los combustibles que teníamos hasta ahora. Hablamos de vehículos muy caros, la mayor parte manejan baterías de alquiler, no tenemos zonas donde poder enchufar los coches, y tienen una autonomía muy reducida todavía. Ni el Gobierno, ni los ayuntamientos, están comprando vehículos con energías alternativas. Tendría que comenzar alguien a dar ejemplo. Hay países que desde hace años disponen de cargadores generalizados para los coches en las calles, en los aparcamientos; aquí no. Nosotros les vendemos coches a empleados de la fábrica de Citröen, que tienen unos importantes descuentos, y ellos mismos están comprando en su mayoría vehículos diésel. Los diésel tienen mucho futuro. Que la gente sepa que no hay ningún problema con el gasoil, y que no lo va a haber durante años.

«Con el cambio de normativa es un momento ideal para adquirir un vehículo de gasoil»

-En los cinco primeros meses del 2017 solo en Vilagarcía se matricularon 214 turismos. En el mismo período del 2018 hablamos de 300. Cierto es que la cifra dista mucho de los 672 del 2007. Con todo, volante en mano, ¿estamos dejando la crisis atrás?

-Sí. Se ve que hay un poco más de alegría. Bien es cierto que también hay muchísima oferta de vehículos matriculados como kilómetro 0. Pero desde luego las ventas poco a poco van mejorando. La crisis del 2008 al 2014 ya está quedando lejos. Lógicamente, después de una crisis tan prolongada como esta última, hubo gente que aguantó muchísimo más con el coche por miedo. Han bajado los intereses, tenemos otras alternativas de crédito que antes no había. Y todo ello hace que la gente se anime un poco más a comprar el coche.

-La entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones contaminantes obligará a los concesionarios gallegos a deshacerse de unos 6.000 vehículos con la homologación anterior antes del 1 de septiembre para poder comercializarlos como nuevos, y no tener que pasarlos al mercado de ocasión. ¿De cuántos hablamos en la provincia?

-Pues desconozco el dato. Nosotros tenemos unas ofertas muy buenas en la motorización 6.1, y al ritmo de ventas que llevamos este mes, confiamos en que para septiembre tengamos todo vendido. Es un momento ideal para comprarse un vehículo diésel, porque los concesionarios tratamos de liquidar todos los vehículos con la normativa 6.1. Nosotros estamos bien surtidos de stock, y tenemos más diésel porque es lo que más demanda la gente todavía. Puedo pedir un utilitario pequeño de gasolina, pero en coches de gama media y superiores la demanda es de diésel, no se me ocurre pedir stock de gasolina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«No hay ningún problema con el diésel, y no lo va a haber durante años»