La Diputación invirtió 52 millones de euros en O Salnés en solo tres años

O Grove recibió seis millones de euros, la inversión más grande hecha por esta entidad en el municipio

.

o grove / la voz

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, inició ayer en O Grove un recorrido que la llevará por todas aquellas localidades arousanas que se han beneficiado del plan de Reequilibro, el programa que ha permitido al municipio meco recibir 1,5 millones de euros para construir su auditorio. Silva destacó el proyecto elaborado por el equipo del alcalde, José Cacabelos, por ser «moderno, vangardista, innovador e que da resposta a unha demanda histórica da veciñanza da vila». Y aprovechó la ocasión para destacar el importante esfuerzo inversor realizado por la entidad que preside. Desde que ella ocupó el cargo, hace ahora tres años, a la comarca arousana han llegado 52 millones de euros. Una cifras nunca registradas «na historia da Deputación», añadió.

Silva visitó los terrenos sobre los que está previsto que se construya el auditorio. Felicitó al gobierno local por invertir los recursos provinciales «en equipamentos tan importantes como son os relacionados coa cultura». Y recordó que la entidad provincial había invertido en la localidad, en los últimos tres años, cerca de seis millones de euros. «É a inversión máis importante que unha administración fixo en tan curto espazo de tempo», añadió el alcalde meco, José Cacabelos, quien aprovechó para criticar que la Xunta, por su parte, no aportará ni un euro al futuro auditorio. Ambos destacaron también la importancia del Plan Concellos, que permite a los alcaldes decidir dónde invertir los recursos.

Un ascensor que subirá catorce metros, entre las mejoras del proyecto del auditorio

El proyecto del auditorio de O Grove está ya en concurso público desde hace unos días. Y, según explica el regidor, ha conseguido despertar el interés de numerosas constructoras. «Onte había 41 empresas que tiñan consultado os pregos», argumentó. Finalmente, el edificio sí que contará con un ascenso, que permitirá facilitar la accesibilidad. Explica el alcalde que esta obra se ha incluido dentro de las mejoras del proyecto.

Cacabelos destacó que el auditorio es una infraestructura «que os veciños levan máis de corenta anos demandando». Finalmente, el coste de la obra asciende a 4,3 millones de euros. En ese presupuesto no se incluye el coste de instalar un ascensor que, desde la calle, permita acceder al nuevo recinto cultural. Pero el regidor desveló ayer que este había sido incluido entre las mejoras que se le han pedido a las empresas que se presenten al concurso. El alcalde cuenta con un informe de un asesor urbanístico que explica que el elevador podrá instalarse en una zona pública, a pesar de que por ahí está previsto que pase una calle. Ayudará a salvar una altura de 14 metros.

El alcalde y la presidenta de la Diputación destacaron también que la obra permitirá urbanizar una zona importante de la localidad, que actualmente se encuentra muy deteriorada. El proyecto se completará con la apertura de dos nuevos viales, uno que transcurrirá por la zona de As Bouzas hasta la calle Castelao y otro, previsto en el PXOM, que comunicará esta zona con la calle Xoán XXIII.

Las previsiones del gobierno local pasan porque la obra pueda ser adjudicada a finales del verano, de tal forma que los trabajos de construcción podrían comenzar durante el mes de septiembre. El auditorio, que incluye también una escuela de música, tiene que estar rematado durante el verano que viene.

Cinco empresas aspiran a rehabilitar las casas modernistas

A Illa es otro de los municipios que se verá beneficiado del plan de Reequilibrio de la Diputación, pues ya se le ha concedido una ayuda de 1,5 millones de euros para rehabilitar las casas modernistas, ubicadas en la Rúa Marqués de Bradomín. Los trámites de este proyecto van más avanzados que los de O Grove y el Concello cerró ayer el plazo de presentación de ofertas. Cinco empresas aspiran a acometer estos trabajos, tres que se han presentado en solitario y dos UTE.

El lunes volverá a reunirse la mesa de contratación para la apertura de los sobres B, que serán enviados a profesionales externos para evaluar las circunstancias que dependen de un juicio de valor. Tras recibir el resultado de este examen, las ofertas volverá a la mesa de contratación, que se reunirá para abrir los sobres A. Deberá ser el pleno de la corporación el que apruebe la adjudicación definitiva de este importante proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Diputación invirtió 52 millones de euros en O Salnés en solo tres años