Una calle meca muy transitada a la que hay que buscar solución

El Concello quiere implantar la dirección única, pero los vecinos no lo tienen muy claro


o grove / la voz

Alexandre Bóveda es una de las calles más transitadas de O Grove. No solo porque a diario es utilizada por los escolares del colegio Rosalía de Castro, que se encuentra en las inmediaciones, sino también porque son muchos los vecinos que circulan por ella para acercarse al casco urbano. Desde el Concello consideran que este vial no se encuentra en sus mejores condiciones. Porque, a pesar del intenso uso que recibe, las aceras son demasiado estrechas y se encuentran en mal estado. Por eso han previsto un proyecto de humanización que quiere continuar con la imagen implantada en la calle Castelao. Con una diferencia, aquí se permitirá el paso de vehículos, pero solo en dirección a Porto Meloxo. La propuesta no parece convencer demasiado a todos los residentes.

«O Grove é o que é, e xa ten moitas rúas cortadas. Se fan isto vai haber que dar a volta», explica Rosa, una vecina de Alexandre Bóveda en referencia al proyecto que quiere poner en marcha el Concello. «Si, pero vai quitar moito tráfico do cruce do guardia, que no verán é un embudo», añade Helena, otra residente. «Esta é unha rúa moi transitada polas furgonetas que van para as depuradoras e para as fábricas», añade Fátima. Las tres le encuentras ventajas y desventajas al proyecto. Entre las primeras, que se verá reducido el intenso tráfico que soporta este vial en el cruce con Luis A. Mestre. Entre las segundas, que desviar los coches por Rosalía de Castro hacia la avenida de Portugal no es la mejor opción, porque el cruce de esas dos calles no tiene visibilidad y es peligroso. «Opinións vai haber para todos os gustos. Porque o que ten que traballar ou traer aos nenos ao colexio vaille influír porque terá que dar máis volta», resume Rosa.

Aceras estrechas

Lo que es cierto es que el estado actual de esta céntrica calle grovense no es el mejor. Las aceras del margen izquierdo son estrechas, demasiado en algunos tramos. Lo que obliga a los peatones a invadir la calzada cuando se cruzan, por ejemplo, con el carro de un bebé. Además, son incómodas. Tienen muchos desniveles que las convierten en una verdadera carrera de obstáculos para las personas con problemas de movilidad. En el margen derecho se encuentran en mejor estado, pero tampoco es que sean demasiado anchas. Eso sí, están mejor conservadas que las de enfrente, que están llenas de remiendos. A todos estos problemas pondrá fin el proyecto del Concello, que no solo prevé una zona para peatones más ancha que la actual, sino que también pondrá al mismo nivel todo el vial, acabando con las barreras arquitectónicas.

En cuanto al tráfico, es cierto que el cierre de un sentido de circulación permitirá aliviar la presión sobre el cruce de Luis A. Mestre. Pero también que la incrementará sobre la intersección entre Rosalía de Castro y Avenida de Portugal. Una zona muy delicada por la presencia del colegio y por el paso del tráfico pesado hacia Meloxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una calle meca muy transitada a la que hay que buscar solución