La joven que quiere ayudar a los refugiados

Visitó los campos de Atenas y regresó a O Grove convencida de que desde aquí también se puede hacer algo


o grove / la voz

A Mar la crisis de los refugiados la cogió en Londres, a donde se había marchado al terminar la selectividad para mejorar su inglés. Agosto era su mes de vacaciones y, en lugar de volver a casa, optó por irse a Grecia. «Quería axudar, pero tamén ver toda esa realidade da miña man», explica. Así que casi sin pensarlo buscó información en Facebook y, al final, optó por marcharse a Atenas a colaborar con Project Elea. Ahora reconoce que esa experiencia le cambió la vida. Tanto, que casi sin saber cómo se ha convertido en organizadora y promotora de Nos seus pés, un festival benéfico que busca recaudar fondos para seguir ayudando a las organizaciones que están atendiendo a los refugiados en Grecia. «Eu nunca estudie nada de organización de eventos, fun aprendedo polo camiño», relata. En la cita de este fin de semana hay música, incluidos grupos relevantes, gastronomía, con cocineros del Grupo Nove, y hasta una exposición y una proyección. Todo, para que la voz de los refugiados se escuche también en O Grove.

Un mes se pasó Mar en el campo de Eleonas, donde viven aproximadamente 2.300 personas de una veintena de nacionalidades diferentes. Su misión era la de ayudar en todo lo que podía. «Como eu fora monitora de baloncesto, fixen un taller para os nenos. E axudei a unha nai de Somalia a aprender inglés», cuenta. Ayudar a dignificar la vida de los ocupantes de estos campos es uno de los objetivos con los que trabaja Project Elea, la organización con la que ella colabora. «Agora xa montaron ata unha biblioteca e teñen algún ordenador», relata. Reconoce que la experiencia tiene una parte dura, «escoitas historias moi impactantes, pero é complicado comunicarse. Cos que máis falas e cos mozos, que son os que teñen un nivel de inglés máis alto», relata. La experiencia la cambió, «fíxome máis aberta, máis tolerante. E sei que vou voltar seguro», explica.

Viendo que unos compañeros de Barcelona organizaron un festival para recaudar fondos, decidió trasladar la idea a O Grove. Y un día se plantó en el despacho del alcalde, José Cacabelos, para plantearle su proyecto. Fue este quien lo puso en contacto con el chef Javi Olleros, del Culler de Pau, y con el bombero Alberto Agrelo. El primero había colaborado en experiencias similares, el segundo ha pasado varias temporadas sacando a refugiados del mar en Lesbos. Ellos la acogieron con los brazos abiertos y, en cuestión de semanas, cobró forma Nos seus pés, un festival benéfico que busca recaudar fondos para ayudar a dos organizaciones: Project Elea y Proem-Aid. La primera atiende a los refugiados en los campos, la segunda los saca del agua cuando llegan en sus precarias embarcaciones.

Han sido semanas de duro trabajo, pero ha dado sus frutos. En el festival, que se celebra este fin de semana en O Grove, habrá actividades para todos los gustos. Los más pequeños contarán con sesiones de cuenta cuentos y otros actos pensados en exclusiva para ellos. Los mayores podrán disfrutar de la mejor gastronomía y de la mejor música en directo. Así que no hay excusa para perdérselo. En el proyecto se ha implicado, al final, un montón de gente. Desde buena parte de los negocios de hostelería de la localidad, hasta chefs con Estrella Michelin, pasando por productoras de música. No falta tampoco la colaboración municipal, que les ha puesto una carpa a su disposición para evitar las inclemencias meteorológicas.

La cita comienza esta misma tarde, a las siete y media. Xarope Tulú y Javi Solla animarán a los más pequeños, mientras Héctor López, Álvaro, Roberto, Pepe Solla y el propio Javi Olleros se pondrán a los fogones. Por tres euros el pincho podrán degustarse carilleras escabechadas, ensaladas de fabas, bonito y mango, bonito del atlántico, tarta de la abuela y huevo, queso y pan. Para los que no puedan estar presentes en esta primera jornada, habrá una nueva oportunidad mañana. Entonces se celebrará una sesión vermú, también con pinchos, y por la noche se organizará un festival por todo lo alto. Furious Monkey House y Escuchando Elefantes son cabeza de un cartel en el que también estarán Poetarras y otros grupos. «A idea é que a xente o pase ben», explica esta grovense. Y, de paso, que aporten su granito de arena para ayudar a mejorar la vida de quienes peor lo están pasando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La joven que quiere ayudar a los refugiados