La inauguración del puerto de A Toxa reabre la guerra entre O Grove y Portos

Cacabelos carga contra Durán por «ignorar» las demandas de la localidad


vilagarcía / la voz

La directiva del Club Náutico A Toxa quería que la inauguración de sus nuevas instalaciones, unos pantalanes con espacio para 60 embarcaciones de entre ocho y 18 metros de calado, fuese «una fiesta gallega». «Nos pasamos con el clima», bromeó Guillermo Navarro, el presidente de la entidad, en medio de una mañana brumosa y húmeda. No llegó a llover, así que el acto oficial pudo desarrollarse con normalidad. Navarro hizo memoria de cómo se gestó un proyecto que tardó cuatro años en hacerse realidad gracias al empeño de los socios del club, que buscaron el millón y medio de euros que costó esta aventura, a la comprensión demostrada por agentes sociales como la cofradía, y a la agilidad y los consejos recibidos de la Administración y, en concreto, de Portos de Galicia.

Ignoraba el presidente del club náutico que con ese último agradecimiento estaba desatando una tormenta. El alcalde José Cacabelos (PSOE) ya había protagonizado un tenso saludo con el presidente de Portos, José Juan Durán, con el que mantiene unas relaciones más que tirantes. Y el elogioso discurso de Navarro hizo rebosar la paciencia del primer edil meco, que nada más acabar el acto protocolario hizo público su malestar. «Me parece muy triste que una iniciativa privada tenga la respuesta que acabamos de escuchar, y que yo lleve año y medio intentando tener una reunión con el presidente de Portos de Galicia y ni se me conteste», dijo el regidor para abrir fuego.

Cacabelos quiere hablar con Portos de ese puerto deportivo que O Grove demanda desde siempre y que en 2011, poco antes de unas elecciones, parecía estar a punto de hacerse realidad. «Pero quedó en papel mojado», dijo el alcalde, quien señaló que esta localidad arousana es una de las pocas en las que la viabilidad de unas instalaciones de este tipo estarían, dice, más que garantizadas. Y es que «tenemos cien plazas en Pedras Negras, sesenta aquí; ellos mismos reconocen que son insuficientes», razonaba.

El alcalde quiere sentarse a hablar con Portos de este asunto o, cuando menos, de la reordenación de O Corgo y Meloxo. Y de otros temas. «Estamos pidiendo la desafectación de la zona del puerto más urbana y no nos hacen caso, estamos pidiendo la mejora del paseo entre Lordelo y la casa de la tercera edad, porque hay un rompeolas que está deshecho y cualquier día vamos a tener una desgracia, y no nos contestan... Lamento mucho que el presidente de Portos siempre venga a actos de instituciones privadas y nunca venga a una reunión con el alcalde». Como Durán «está sordo» a sus demandas, se dirigirá a partir de ahora a la conselleira y al presidente de la Xunta.

El estallido del alcalde no gustó a José Juan Durán, quien recalcó que la construcción de puertos deportivos debe hacerse atendiendo a criterios objetivos de necesidad y de viabilidad económica. «O que non pode ser é que se fagan portos deportivos que logo resulta que non son viables. Iso é o que facemos dende Portos de Galicia, e a bos entendedores poucas palabras bastan», señaló.

Tras arrojar esa duda sobre la viabilidad de un puerto de recreo en O Grove, y de nuevo a preguntas de los periodistas, Durán comentó que «na axenda de Portos está a reordenación portuaria de O Grove». Después de eso, «poderase avanzar nunha serie de cousas». Recalcó que Portos lleva años trabajando en el proyecto de Meloxo y que, en cuanto este se ejecute, se liberarán espacios en O Corgo. Mientras tanto, parece que no hay mucho de qué hablar. «A min me gústame falar con rigor. A veces, con certo malestar comprobo que hai persoas que actúan como francotiradores, e teñen responsabilidades que deberían facelos actuar doutra forma», dijo. Sus palabras parecían dirigidas a Cacabelos. La guerra está servida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La inauguración del puerto de A Toxa reabre la guerra entre O Grove y Portos