Solidaridad grovense para construir pozos de agua en Senegal

En el poblado africano de Couthie, una placa da las gracias a la ONG Por una sonrisa de O Grove por su ayuda


o grove / la voz

O Grove y Senegal están ahora un poquito más cerca. De ello se encargan Mustafá En-nabbar y Nati Villanueva, un matrimonio de la localidad que fundó hace algunos años la ONG Por una sonrisa. La entidad se encarga de recoger la solidaridad de los vecinos de este municipio y de transformarla, en forma de material escolar, medicinas, ropa, equipaciones deportivas y hasta pozos, en ayuda para repartir en el país africano. Su aventura comenzó hace unos años casi por casualidad y les ha permitido construir dos pozos de agua potable. Ahora, en el poblado Coutthie de Senegal cuentan con una calle que lleva su nombre, además de que el Concello de O Grove figura en las placas que se colocaron en los pozos inaugurados recientemente.

Nati y Musta acaban de regresar de su último viaje a Senegal. Llegaron el pasado domingo después de recorrer buena parte del país repartiendo todo el material y el dinero que consiguieron reunir durante el último año gracias a la colaboración de los mecos. Su primera parada fue para inaugurar los pozos de agua, que ahora lucen una placa donada por el Concello en la que se puede leer el nombre de la asociación. En esa misma aldea dejaron parte del material escolar y de la ropa que recogieron entre los vecinos. Estuvieron también en Nguekokh Thies, para dejar las viejas equipaciones deportivas de los clubes mecos a equipos locales y cederles material para confeccionar un botiquín. Y en Vivre Ensemble Mbour dejaron leche, ropa de bebé, material escolar y 30 cajas de Apiretal y de otros medicamentos. Su viaje les permitió estar también con responsables de Por una sonrisa África, en Mabackomble Village, donde están escolarizados 420 niños. A ellos les donaron 900 euros. Además, en otras aldeas regalaron comida, ropas y medicamentos.

Proyectos de futuro

Poco a poco y parada a parada fueron repartiendo todo lo que consiguieron reunir gracias a las donaciones de los mecos en el último año. Pero su actividad no termina aquí. Han vuelto con nuevos proyectos debajo del brazo. «Queremos ponerle azulejos a los pozos y taparlos, para que los niños no se caigan», explica Musta. Así que, en breve, volverán a organizar rastrillos benéficos y a pedir la ayuda de los vecinos para trasladarla a Senegal. Y también a Marruecos. Porque fue precisamente en ese último país africano donde comenzó esta aventura solidaria. Allí viajaban una vez al año y, al principio, llevaban lo que ya no utilizaban para repartir. Poco a poco fueron recogiendo la solidaridad también de sus vecinos.

Grupo de costura

Por una sonrisa O Grove es ahora una ONG que, además, cuenta con grupos de colaboradores. Uno de ellos está formado por siete mujeres de O Grove que, durante las noches de la semana, se reúnen para confeccionar mandiles, gorras y guantes. Lo hacen aprovechando los restos de los vaqueros que les donan los grovenses. Posteriormente, se los venden a los locales de hostelería de la localidad. Y esto les permite recaudar fondos para financiar su actividad. «Son muy bonitos y ya tienen seis encargados», añade Musta. Con esas ventas, con los rastrillos benéficos y con lo que aportan los vecinos van sumando fondos y recursos para su próximo viaje solidario. Construir dos pozos de agua en Senegal les ha costado 900 euros. Pero quieren hacer más. Seguir ayudando a los que más lo necesitan y aportando su granito de arena para que este mundo sea un poco mejor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solidaridad grovense para construir pozos de agua en Senegal