Portos achaca el bloqueo de O Corgo al desacuerdo entre bateeiros y cofradía

Sostiene que mientras no se ejecute la ampliación del dique de Meloxo no se podrán reordenar los amarres en O Grove


o grove / la voz

La paralización que sufre el proyecto de ampliación del dique de abrigo de Porto Meloxo se debe al desacuerdo que mantienen bateeiros y cofradía de O Grove sobre esta obra. Así al menos lo asegura el presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, que ayer quiso explicar las actuaciones realizadas por su departamento en el municipio. Sostiene, además, que mientras la obra de abrigo de Meloxo no se ejecute resulta imposible reordenar esta rada. De la misma forma, tampoco se puede poner orden en O Corgo, «porque la propuesta pasaba por trasladar parte de la flota a Meloxo», añade.

La ampliación del dique de abrigo de Meloxo «está pendiente de un acuerdo con la cofradía, porque esta entiende que puede perjudicar a los bancos marisqueros. En eso llevamos bastantes meses y se ha tratado en diversas ocasiones con la cofradía y con Amegrove buscando el consenso. Si no lo hay, la tramitación no puede seguir adelante», insiste Durán. Explica que el pósito quiere que el nuevo dique sea pilotado, «pero los técnicos dicen que eso no vale porque no serviría para mejorar el abrigo en Meloxo», añade. Así que Portos ha tratado de sentar a cofradía y bateeiros en una misma mesa, «pero no ha sido posible y el proyecto a día de hoy sigue parado», insiste.

Más paralizaciones

La paralización de la obra de Meloxo está afectando a otros proyectos que el ente autonómico tiene pendientes en el municipio. Porque, insiste su presidente, «la fase siguiente sería instalar nuevos pantalanes en Meloxo, pero no podemos ponerlos si no sabemos donde va a ir el dique de abrigo», explica. Sin dique y sin pantalanes tampoco se puede reordenar este muelle. Y si no se pueden recolocar las embarcaciones en Meloxo para que haya más espacio, tampoco se puede ejecutar esta tarea en la zona de O Corgo. «Es evidente que si tienes que reordenar Meloxo tendrá que haber pantalanes. En O Corgo igual se pueden reordenar embarcaciones menores pero es que la propuesta pasaba por trasladar parte de la flota a Meloxo», añade.

Durán también quiso explicar lo que sucedió con las embarcaciones tradicionales. Porque el plan de usos del puerto recoge un espacio para estos barcos. Argumenta que recientemente Portos presentó una propuesta a la cofradía y a Dorna Meca y que, cuando la obra ya estaba adjudicada, el pósito le dijo que no estaba de acuerdo y que había que hacer antes una reordenación de la zona. «Queremos darle amarres pero tienen que decirnos dónde podemos hacerlo. Tratamos siempre de buscar el acuerdo pero las comunidades portuarias son muy complejas», afirma el responsable del ente autonómico. Y señala que su departamento está atendiendo ya reivindicaciones de la cofradía, como el dragado del puerto que ya se ha puesto en marcha. «El día que el dragado esté listo para ejecutar, a ver qué pasa porque no se puede dragar con los barcos encima», añade.

El puerto deportivo

El titular de Portos no quiso hablar sobre el puerto deportivo que demanda el alcalde de O Grove. Pero sí lo hizo la conselleira do Mar, Rosa Quintana. Esta explicó que la localidad cuenta con las instalaciones de Pedras Negras y con las que se están construyendo en A Toxa, «haberá que valorar a necesidade e a demanda que hai para ver se é posible facer un novo porto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Portos achaca el bloqueo de O Corgo al desacuerdo entre bateeiros y cofradía