Los propietarios de los nichos dañados en O Grove no tendrán que hacerse cargo del arreglo

El Concello asumirá el gasto con un crédito de 34.000 euros la Diputación


o grove / la vozvilagarcía / la voz

Los propietarios de los doscientos nichos del cementerio de O Grove afectados por las filtraciones de agua no tendrán que asumir parte del coste. A pesar de que la idea del Concello siempre fue liberar a los vecinos de este gasto, hasta esta semana no se descartó que tuvieran que contribuir en al arreglo a la espera de encontrar financiación. Finalmente, la concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras, Ángeles Domínguez, explica que será el organismo municipal quien asuma el gasto con un crédito de la Diputación de 34.000 euros. Se trata, más concretamente, de una reubicación del dinero del Centro de Interpretación de la Carpintería de Ribera (Cicri). «Salvo que al comenzar las obras nos encontremos que la intervención tiene que ser mayor de lo previsto, el presupuesto acordado sería suficiente», explica la concejala, sobre la alerta de los vecinos a que el peso de la obra pudiera caer sobre sus hombros.

Fueron precisamente los vecinos quienes alertaron de la situación después de que varias losetas se cayeran, lo que llevó a los técnicos municipales a elaborar un informe sobre los problemas que presentan tres de los módulos de nichos del cementerio municipal.

El problema

Además de cuantificar el número de nichos afectados, el informe señala la existencia de importantes filtraciones de agua. Por ello, las obras consistirán en el saneamiento de todas las viguetas que están en mal estado y en la colocación de una nueva cubierta. Será con el comienzo de estas tareas de acondicionamiento cuando se sabrá si es necesario o no llevar a cabo una nueva intervención. En principio, está previsto que las obras concluyan con esta primera fase.

Antes de final de año

Sobre los plazos para llevar a cabo la actuación, Ángeles Domínguez explica que la intención de la corporación meca es empezarla antes de final del año. A pesar de la obra no será inmediata y que todavía no se ha licitado el proyecto, espera que no se retrase mucho más tiempo.

Por lo demás, la mayoría de las tumbas de este camposanto y sus pasillos se encuentran en buen estado. De los dos accesos al cementerio meco llama la atención que el construido en último lugar no es el que está en mejores condiciones. La pintura se ha desconchado en algunas zonas.

A medida que uno se va adentrando en este espacio, se perciben las distintas ampliaciones que experimentó el recinto con el paso del tiempo. Están ordenadas, con nichos alrededor y grupo de panteones en el centro, encontrándose hacia el final las doscientas tumbas dañadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los propietarios de los nichos dañados en O Grove no tendrán que hacerse cargo del arreglo