El turismo familiar desbanca a los grupos organizados

Los hoteles, que han estado al 80 % de ocupación durante este mes, detectan un cambio en el perfil de los visitantes


o grove / la voz

Los excelentes resultados del mes de julio han dejado un gran sabor de boca en un sector, el hostelero, que encadenaba varios veranos grises. Grises por el tiempo, y grises también por el movimiento turístico. Este año, sin embargo, la temporada ha llegado con un sol radiante y temperaturas que hacen muy apetecibles las aguas de las playas de O Grove. El buen tiempo, dicen los empresarios turísticos, «ha hecho mucho» por los hoteles, que han alcanzado este mes de julio el increíble dato de un 80 % de ocupación.

Pero este verano, además de cambiarle la cara a los hosteleros mecos, parece haber cambiado otras cosas. Como, por ejemplo, el perfil de los visitantes. Nos ofrecen la primera pista en la oficina de información turística de O Corgo, donde el personal se multiplica para poder atender las casi 300 consultas que les plantean cada día. Allí nos informan de que julio ha sido un mes en el que la mayor parte de los turistas llegan de otros puntos de la península. Manda Madrid, como siempre, y ganan peso Asturias y el País Vasco. Desde más allá de nuestras fronteras llegan portugueses, belgas y franceses. La gran novedad del año, explican, es «que se ven menos excursiones y muchos más grupos familiares o de amigos».

Una simple mirada a la explanada de O Corgo, donde suelen aparcar los autobuses, nos permite comprobar que es cierto. Ayer a mediodía bastaban los dedos de una mano para contar los buses allí estacionados. Los hoteles apuntalan esa sensación. «Este mes ha habido menos grupos organizados, pero hemos tenido muchos particulares», explican en varios establecimientos.

Es el caso del Serantes. Su responsable afirma que «este es un año atípico». «Con grupos se suele trabajar desde el mes de marzo, pero hasta junio apenas ha habido actividad. Achaca esta realidad, como otros compañeros de gremio, a que «Galicia es un destino muy quemado para este tipo de público». Hay establecimientos que han recibido a los mismos clientes varios años seguidos, «y todo acaba por cansar». Asturias y Cantabria serían las comunidades que estarían aprovechándose del agotamiento de Galicia como meca de las excursiones.

A pesar del bajón de los grupos organizados, los hoteles han firmado uno de los mejores meses de julio de su historia. Y es que el turismo de particulares ha llegado a borbotones. Aunque «no son estancias muy largas», matizan en los hoteles, los visitantes rotan con fluidez, y las habitaciones se vacían y se llenan sin pausa. «Hay muchas familias con niños, que están encantados con este tiempo porque pueden hacer de todo», explican en uno de los hoteles del casco urbano. Pero también llegan muchos grupos de amigos. «Por ejemplo, para el fin de semana del Albariño son sobre todo grupos de gente joven, amigos que se quedan aquí para ir a la fiesta a Cambados», razonan desde otro establecimiento que ya está completo para el primer fin de semana de agosto.

El Grobús supera los mil usuarios en los primeros seis días de actividad

Los datos son abrumadores. El Grobús ha dado servicio a más de mil usuarios durante sus primeros seis días en funcionamiento. «Teníamos muy buenas sensaciones con este servicio, pero después de conocer estas cifras, aún estamos más convencidos», explicaba ayer Bea Castro, portavoz de los empresarios de hostelería que han apadrinado la puesta en marcha de este autobús.

Según los datos que facilitó ayer Castro, los horarios que tienen más fuerza son los que llevan y traen a la gente a las playas. Así, los buses de las 16 y de las 17 horas son de los más demandados, junto con el de las 20 horas. De hecho, en varias ocasiones esta última frecuencia ha tenido que ser reforzada ante la avalancha de usuarios prevista.

Por las mañanas, el bus que tiene más aceptación es el de las 11 horas, mientras que los que funcionan por la noche adquieren especial relevancia durante los fines de semana. De todos, el más utilizado es el de las dos de la madrugada.

Bea Castro considera que las cifras alcanzadas por el Grobús en sus primeros seis días de funcionamiento vienen a demostrar la existencia de una gran demanda de transporte interno en O Grove. Y es que el servicio gana clientes dentro y fuera de los hoteles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El turismo familiar desbanca a los grupos organizados