Una forma rápida y barata de acercarse a las playas de O Grove

El Grobús está ideado para los turistas pero también lo usan los grovenses. Desde ayer, realiza a diario trece rutas por el municipio


o Grove / la voz

En la segunda ruta, la de las once de la mañana del primer día del Grobus de este verano, fueron seis las personas que se subieron al autobús que realiza el circuito circular a la península de O Grove. La salida se realiza desde la estación de autobuses, en el centro del pueblo, y a partir de ahí quedan 23 paradas por delante hasta volver al punto de partida. Es el primer día y primera hora de modo que los viajeros son pocos, pero la experiencia del año pasado indica que el Grobus acabará llenándose.

Este medio de transporte ha sido habilitado por la asociación de empresarios Emgrobes con el objetivo de dar servicio a los turistas, especialmente a aquellos que se alojan en el municipio y tienen que coger el coche, el taxi o la línea regular de autobús para acudir a las playas de San Vicente. Desde ayer y hasta finales de agosto lo tienen mucho más fácil. El Grobus circula todo el día, con trece salidas a las 9, 11, 12, 15, 16, 17, 20, 22, 23, 00, 02, 04 y 06 horas, de lunes a domingo.

En septiembre el servicio se mantendrá pero solo los fines de semana y se retomará los primeros días de octubre, coincidiendo con la Festa do Marisco. Los hosteleros han decidido ampliar el calendario del Grobus a la vista del éxito que cosechó el pasado año. El autobús turístico lo usaron miles de personas pero también vecinos de la localidad, que encuentran en él una manera rápida y barata de trasladarse por el municipio: la mujer que baja desde San Vicente a comprar a la plaza o al mercado de O Corgo, la pandilla de chavales que sustituyen la bicicleta por el Grobus para ir a A Mexilloeira y el vecino que vive en el centro y tiene que acudir a diario a trabajar en uno de los restaurantes u hoteles de San Vicente. Es un bus turístico que hace también funciones de transporte interurbano. El precio del billete oscila entre uno y 1,50 euros dependiendo de si se retira en alguno de los 53 hoteles, restaurantes, comercios, cámpings y cafeterías adscritos al Grobus o si se compra en el propio autobús.

Pero el viaje puede salir gratis porque si se presenta el resguardo en alguno de los establecimientos participantes, y se realiza una consumición de 5 a 15 euros, se reintegra el precio del billete.

La experiencia dice que las paradas más utilizadas son las de A Lanzada y Pedras Negras -de hecho los usuarios de la ruta de las 11 horas bajaron en ambas- pues es allí donde se concentra el mayor número de playas, y que las horas de mayor afluencia son al mediodía y a última hora de la tarde. Por la semana, los servicios nocturnos tienen pocos usuarios pero los fines de semana es fácil encontrarse a grupos de jóvenes que recurren al Grobus para moverse de un lado a otro del municipio sin necesidad de recurrir al coche.

Turista de San Sebastián. Marta Izaguirre fue ayer de las primeras usuarias del Grobus. Era la primera vez que lo utilizaba y dice que «si funciona bien, el servicio está bien pensado».

Seis personas en la ruta de las once. La segunda salida del primer día del Grobus, a las once, contó con seis usuarios. Un grupo de mujeres llegado de San Sebastián y otros tres chicos procedentes de Madrid. A las primeras les vendieron los billetes en el hotel y los segundos lo compraros directamente en el vehículo. Pagaron uno y 1.50 euros, respectivamente. fotos B. costa

Toda la información a mano. El servicio está bien indicado y bien publicitado. Cada parada tiene su cartel y el autobús y los establecimientos asociados distribuyen folletos informativos.

A Lanzada es la estrella. La parada número 7, la de Cruce Atlántida-Lanzada es la más utilizada, según la experiencia vivida el año pasado. No en vano se sitúa allí el buque insignia de las playas de la localidad. La parada 11, la de Pedras Negras, es otra en la que suele subirse y bajarse más gente. El circuito incluye 23 paradas, con inicio y término en la estación de autobuses. fotos mónica irago

El precio del billete puede recuperarse tras una consumición de 5 a 15 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una forma rápida y barata de acercarse a las playas de O Grove