El fin de las fiestas del Carmen liberará 250 plazas de aparcamiento en O Grove

Celebraciones y buen tiempo colapsaron el municipio durante el fin de semana


o grove / la voz

Fin de semana, termómetros disparados y fiestas en el pueblo. Semejante suma de factores solo puede conducir a un resultado: al colapso que se ha vivido en O Grove durante los últimos días y que, aún ayer, persistía en calles, paseos y zonas de aparcamiento. La situación, confía el Concello y la Policía Local, empezará a mejorar hoy mismo. Ayer, con al celebración del día de los niños, las atracciones instaladas en O Corgo ponían el punto y final a sus particulares fiestas del Carmen. Así que, entre hoy y mañana, el recinto debería quedar expedito de todos esos cachivaches que tan felices hace a los más pequeños, así como de la zona de acampada de los feriantes, que ocuparon el helipuerto. Liberarán, según los datos de la policía local, entre 250 y 300 plazas de estacionamiento, lo que permitirá aliviar los problemas.

Estos fueron, durante el fin de semana, constantes. Y llegaron a extenderse por todo el perímetro de la península meca, haciéndose especialmente intensos allí donde hay playas. El problema ha sido reconocido por el Concello de O Grove, cuya concejala de Turismo, Enma Torres, considera que este fin de semana coincidieron varios elementos que contribuyeron a generar un pequeño caos de tráfico en las inmediaciones de los arenales. «Todas as nosas praias teñen zonas de aparcamento próximas. O problema é que non están dimensionadas para a avalancha que viviemos estes días», explicó. Ana avalancha que, por lo demás, «non é habitual no mes de xullo».

La concejala de Turismo no descarta que haya que ir pensando en ampliar las zonas de aparcamientos en determinados arenales, algo que podría tenerse en cuenta en la redacción del próximo Plan Xeral de Ordenación Municipal. Tampoco estaría de más reordenar el tráfico en distintas zonas, para intentar evitar los colapsos que el fin de semana exasperaron a muchos conductores.

Trescientas llamadas

Y tanto que los exasperaron. La Policía Local recibió durante el fin de semana alrededor de trescientas llamadas, muchas de ellas ocasionadas por los embotellamientos que se registaron a lo largo y ancho de la península meca, y que se tradujeron el domingo, a las ocho y media de la tarde, en un colapso total del tráfico en la localidad. También más allá de sus límites, puesto que en la autovía también se notó, con el acercarse de la noche, la avalancha de bañistas que volvían a casa.

Los problemas de tráfico y de saturación de las vías es la cara mala de un fenómeno que, por lo demás, es una buena noticia para O Grove, y especialmente para los hosteleros y para todos aquellos que viven del turismo. Estos se han topado, mediado el mes de julio, con unos niveles de ocupación que están acostumbrados a ver durante agosto, la temporada más fuerte del año. «Hai moitísima xente nas rúas, os hoteis teñen boas ocupacións e os restaurantes da vila estiveron cheos», explicaba ayer Enma Torres. Así que, a falta de los datos de la oficina de turismo, que «nos permiten establecer comparacións cos anos pasados», se antoja que agosto ha llegado a O Grove con semanas de adelanto.

Un laberinto del que es difícil entrar y salir

Por si no fuese suficiente con la invasión de coches, los conductores que apostaron por dejar su vehículo en el aparcamiento de A Lanzada situado en Noalla (Sanxenxo) se encontraron con un problema añadido. La señalización de ese recinto es muy deficiente, lo que ha provocado que los ocupantes de muchos turismos hayan tenido que dar varias vueltas tanto para entrar como para salir del mismo. Esos recorridos de más lograron acrecentar el enfado de los usuarios. foto martina miser

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fin de las fiestas del Carmen liberará 250 plazas de aparcamiento en O Grove