O Grove, primero y único en recompensar la maternidad

Solo el municipio meco tiene subvenciones para los padres, el resto se limita a tramitar las de otras administraciones


vilagarcía / la voz

Está claro que el fomento de la natalidad es uno de los objetivos de todas las administraciones, desde los concellos hasta las diputaciones pasando, por supuesto, por la Xunta. Esta última ha sido una de las que ha decidido tomar medidas en el asunto y promover la conocida como Tarxeta de Benvida, una ayuda de cien euros al mes que las familias con hijos nacidos este año podrán gastar en establecimientos como farmacias. A nivel local, sin embargo, la labor de los municipios se centra más en ayudar a tramitar las subvenciones de otras administraciones, que en poner en marcha programas de algún tipo pensados para animar a sus vecinos a ser padres. Salvo en un municipio: O Grove lleva desde el 2005 recompensando a los progenitores con un cheque de entre cien y doscientos euros.

El Concello meco fue pionero en poner en marcha estas ayudas. Entonces, muy pocas administraciones recompensaban a los padres. Pero el equipo de gobierno decidió apostar por la natalidad y estableció un pago único para los que fueran padres. La cuantía variaba en función de si era el primer hijo, cien euros, el segundo, 150, o el tercero, 200. También se incrementaba hasta los 250 euros para los casos de gemelos. Para solicitarlo, solo era preciso recurrir al Concello una vez que se hubiera producido el nacimiento. En los primeros años de esta medida, hasta setenta familias llegaron a beneficiarse de la misma. El año pasado, en cambio, fueron 45 los que la solicitaron y la recibieron.

O Grove fue pionero en la puesta en marcha de ayudas al fomento de la natalidad. Y también el único. Porque ni uno solo de los municipios arousanos tienen subvenciones para los padres. No las hay en la capital arousana, ni siquiera en las localidades más envejecidas de Arousa, como Meis y Meaño. Tampoco en los municipios en los que predominan los jóvenes, como Cambados y Ribadumia. «Aquí lo que hacemos es ayudar a tramitar las ayudas que hay de la Xunta y del Estado», explican en este último municipio. Los vecinos reciben asesoramiento sobre los 360 euros que concede la Xunta a las familias que no tienen que realizar la declaración de la renta, o sobre las ayudas por hijo al cargo que prevé la Seguridad Social, o sobre los 100 euros que concede Hacienda a las madres trabajadoras. Ahora, todos echan una mano también en la tramitación de la Tarxeta Benvida, que aún no se sabe muy bien como funcionará. Nada más.

Cambios en la norma

Mientras, en el municipio meco han decidido lanzar una apuesta renovada por este tipo de subvenciones. La nueva concejala, Noemí Outeda, ha propuesto incrementar la cuantía que se les concede a los padres, pero también introducir el nivel de renta en la ecuación. De esta forma, se han establecido unos baremos de ingresos que deben cumplir todos los que quieran beneficiarse de estas subvenciones. Si se está dentro del rango, unos padres primerizos se llevarán 200 euros en efectivo. Un buen regalo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Grove, primero y único en recompensar la maternidad