¿Qué dirección toma la calle Castelao?

El debate abierto sobre el futuro viario grovense pasa por definir, en primer lugar, qué pasa con su arteria central

El 85 % de los comerciantes del primer tramo de la calle pidieron hace un tiempo su peatonalización.
El 85 % de los comerciantes del primer tramo de la calle pidieron hace un tiempo su peatonalización.

o grove / la voz

El alcalde de O Grove, el socialista José Cacabelos, está decidido a aprovechar este mandato para meter en cintura el tráfico en la localidad. Primero tocará las velocidades e implantará la zona 30 en varios lugares. Luego dará un primer paso revisando la circulación en Monte da Vila. Y a partir de ahí, con un plan de tráfico en las manos, comenzará a tomar medidas encaminadas a que, en cuatro años, haya «rúas peatonalizadas».

Cualquier ordenación viaria de O Grove debe comenzar por definir qué es lo que se quiere hacer con la Castelao, la arteria alrededor de la que se articula el callejero local. Los comerciantes en ella instalados lo saben, igual que saben que las decisiones que se tomen en O Corgo repercutirán sobre sus negocios. Se lo dice la experiencia: muchos relacionan la reordenación realizada a finales de la década de los noventa con el hundimiento de los negocios situados en el tramo que discurre entre el cruce con Luis Casais y el Puente de A Toxa. «Desde que lo pusieron como calle de salida, esa zona ha ido muriendo». Y así está ahora, muerta, con la mayor parte de los bajos vacíos, y eso que el precio del alquiler de los locales en esa zona es, según las inmobiliarias que se encargan de esos asuntos, un 50 % más barato que los de la otra parte de la Castelao.

En ella, hasta hace poco había pocos bajos cerrados. Pero la crisis también ha hecho mella, y ahora hay alrededor de una decena de vacantes. Cacabelos plantea la necesidad de tomar las riendas del tráfico para, precisamente, conseguir insuflar vida al tejido comercial de la villa. Pero, ¿cómo hacerlo? Cada comerciante tiene sus propias ideas, cada uno dispone de su propio libro de consejos.

Hay quien considera que, moviendo el tablero del tráfico, poco se podrá hacer para mejorar la calle. «Ya se intentó cambiar varias veces el sentido de la circulación, se puso toda la calle de salida, y no sirvió de nada», explicaba ayer una empresaria que lleva más de veinte años en la Castelao. Da su opinión pero se reserva su nombre. Igual hacen en el resto de la calle: hablar de tráfico en la Catorce levanta demasiadas ampollas.

Hay quien considera que lo primero que habría que hacer es retomar la zona azul, un viejo proyecto que, cuando se intentó llevar a la práctica, naufragó. Así que, cualquiera que se moleste en comprobarlo, verá «que hay coches que pasan días y días ocupando una misma plaza».

Peatonalizar ya no da miedo

Hace unos años, hablar de la posible peatonalización de la Castelao crispaba a los comerciantes. Sin embargo, eso ha cambiado, y ahora son muchas las voces que defienden ese camino. «Yo creo que la forma de darle vida a esto sería peatonalizar la calle», dice otra empresaria, afincada en la Castelao desde hace siete años. Cree que la fórmula podría ser positiva, porque «al final, la gente que viene en coche se cansa de dar vueltas buscando donde aparcar».

El modelo de Pontevedra está en mente de muchos de los comerciantes de la céntrica Catorce, al menos de los del tramo más afortunado de la calle. Hace un par de años, el 85 % de los responsables de negocios afincados en esa zona presentaron un escrito en el que solicitaban que se eliminase el tráfico de coches por esa parte de la vía. Antes, claro está, sería preciso abordar la creación de aparcamientos disuasorios, ya que la zona de O Corgo, en verano, «no llega para tanto vehículo como hay».

En sintonía con esas tesis parece moverse Emgrobes. Los representantes de esta asociación explicaron el pasado viernes, en el acto de presentación de la campaña navideña de sus asociados, que «peatonalizar sería bo para O Grove». Hablaban, eso sí, en general, sin poner nombre a las calles que se verían afectadas por una medida que no podría arrancar hasta que estuviese solventado el asunto de los aparcamientos.

Aunque, no se confundan, la apuesta por la peatonalización de un tramo de la Castelao no es unánime: tiene sus firmes detractores. «Si la cierran, habrá niños con patinetes y nada más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Qué dirección toma la calle Castelao?