El Marisco supera las cifras del año pasado a pesar del mal tiempo

La fiesta comercializó 18.600 raciones más y facturó 532.137 euros

Solo el pasado domingo O Grove facturó 100.000 euros por la venta de marisco en la carpa.
Solo el pasado domingo O Grove facturó 100.000 euros por la venta de marisco en la carpa.

o grove / la voz

Que la de la Festa do Marisco de O Grove es una fórmula que funciona es algo que ya nadie discute. Pero que hasta en un año en que las condiciones meteorológicas se aliaron en su contra el certamen no solo triunfe, sino que mejore cifras con respecto a la última edición era algo que estaba por comprobar. Y así ha sido. O Grove hizo ayer balance de esta celebración gastronómica, la primera con Emma Torres como concejala de Turismo, y el resultado no podría ser más positivo. La edila reconoce que todavía quedan algunas cosas por mejorar, pero se muestra satisfecha con el resultado que han tenido los cambios introducidos.

En los doce días que duró la fiesta, en la carpa se sirvieron un total de 116.794 raciones, 18.594 más que durante la última edición. Es cierto que la celebración de este año contó con un día a mayores, pues el festivo fue un lunes, pero también lo es que el temporal restó afluencia al festejo durante el primer fin de semana. Las cifras lo demuestran. El sábado, día 3, se vendieron un total de 14.475 raciones. Al día siguiente, cuando el viento y la lluvia soplaron con fuerza, estos datos cayeron hasta los 8.377 platos. Fue este último fin de semana cuando el certamen alcanzó su punto álgido. Había previsión de mal tiempo también, pero las carpas registraron un lleno absoluto y tanto el sábado como el domingo vecinos y visitantes dieron buena cuenta de más de veinte mil raciones en cada una de estas jornadas.

Mayor facturación

Este incremento en las ventas implicó también un aumento de la facturación. 532.137 euros generó la fiesta grovense, siendo también el pasado domingo un día de récord. Entonces, las cajas ingresaron más de cien mil euros. En total fueron alrededor de 55.000 euros más que en la última edición del certamen gastronómico.

En general, Torres se mostró satisfecha con el certamen y con los cambios realizados este año. «Houbo problemas porque nos faltou tempo, e erros que temos que corrixir», argumentó la edila. Uno de ellos fue la escasez de producto que se generó en los puestos del percebe y la zamburiña. En los primeros fue el mal tiempo el que impidió que se pudiera coger más. En los segundos, la falta de previsión pues era la primera vez que se vendía en la fiesta. En cuanto al programa de actuaciones musicales, Torres se muestra más que satisfecha. «Estaba chovendo e a xente non se marchaba, quedaba cos paraugas», argumenta. También considera un éxito el haber apostado por los patrocinios y apuesta por esta fórmula para próximas ediciones. En cuestión de semanas las cuentas de la fiesta estarán colgadas en la web municipal, promete, y se verá que el gasto municipal se ha reducido a casi la mitad.

El éxito de los pinchos

El equipo de gobierno se muestra satisfecho con el resultado que ha tenido la carpa en la que estaban los restaurantes y taperías de O Grove. Los pinchos volvieron a ser todo un éxito y el recinto se quedó pequeño para atender la demanda en algunas ocasiones. Pero lo que todavía no convence es la fórmula empleada para garantizar la presencia de estos establecimientos en la fiesta. Torres reconoció ayer que para el año habrá que darle una nueva vuelta de tuerca a esta iniciativa. En esta ocasión, el Concello cobró a los participantes un porcentaje de los pinchos vendidos para hacer frente a los gastos de instalación de su carpa.

La carpa auditorio se queda tres semanas más

Uno de los cambios que ha introducido el nuevo equipo de gobierno de O Grove en la fiesta es la colocación de una carpa institucional, que incluye un auditorio con capacidad para cuatrocientas personas. Torres se muestra también muy satisfecha con el resultado de la misma. Tanto, que esta infraestructura se quedará en la localidad otras tres semanas. Servirá de auditorio para acoger la actividad cultural del municipio.

Destaca la concejala de Turismo que contar con las carpas fue todo un éxito, pues ello permitió que se pudieran celebrar todos los actos previstos a pesar del mal tiempo. Pero fue sin duda la carpa institucional la que más gustó a los vecinos. «A banda de música do Grove dixo que soaba xenial e o concerto de Suso Vaamonde escoitouse perfecto», añade Torres.

Ante el éxito de esta iniciativa, el Concello ha decidido mantener la carpa institucional abierta. Estará en O Grove durante las próximas tres semanas y en su interior se organizarán todo tipo de actividades culturales. La concejala ultimaba ayer un programa de actos que incluirá sesiones de cine, teatro y alguna que otra actuación musical. No se descarta, tampoco, que se pueda instalar alguna exposición nueva en la zona en la que ha estado la del Gran Hotel. «Estamos falando con todas as asociacións do municipio para ver que podemos facer na carpa», explicó Torres. Aquí se recuperarán las sesiones de cine en la calle que fue preciso suspender en verano por el mal tiempo.

El resto de las carpas serán desmontadas esta misma mañana. La previsión del Concello es que el viernes O Corgo recupere la normalidad y el mercadillo municipal pueda celebrarse sin problemas. Torres también se comprometió a que durante el año próximo se buscará una solución para que la fiesta gastronómica meca sea compatible con los vendedores ambulantes que todas las semanas acuden a O Grove.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Marisco supera las cifras del año pasado a pesar del mal tiempo