Daporta: «Eu son do Grove, meu»

El popular chef cambadés se encargó de dar el pregón de la fiesta

Los pinchos triunfaron en la carpa Cociñamar.
Los pinchos triunfaron en la carpa Cociñamar.

o grove / la voz

Un chef cambadés. Yayo Daporta fue el encargado de dar ayer el pregón en la Festa do Marisco do Grove. Lo hizo ante los cientos de personas que ya a esas horas daban buena cuenta de las raciones de marisco que se sirvieron en la carpa de degustación. Y lo hizo también reivindicando su vena más meca. Recordó que, en realidad, él había nacido en O Grove, en casa de su abuela. Y que en este municipio pasó los fines de semana durante su infancia. Porque, reconoció entre los aplausos de los presentes, «eu son do Grove, meu». Fue el inicio de una jornada en la que las raciones de marisco servidas se contaron por millares.

La de ayer fue la primera sesión fuerte de esta edición de la Festa do Marisco. Alrededor de la una de la tarde, en la carpa se registraban ya las primeras colas para hacerse con los bonos que daban derecho a las raciones de marisco. Mientras, en las mesas decenas de personas daban ya buena cuenta de cigalas, nécoras, camarones y, por supuesto, del arroz de marisco, el plato más vendido todos los años.

En este ambiente se subió Daporta al escenario de la fiesta para hablar de la que considera «a mellor festa gastronómica de Galicia, despois do Albariño». La rivalidad Cambados O Grove estuvo muy presente en su discurso, pues el chef recordó que de pequeño era el «mequiño» en tierras del albariño y los fines de semana, «o tiñoso» entre los mecos. «Despois de tantos anos teño claro de onde son, eu son do Grove meu», argumentó entre los aplausos de los presentes. Pero el famoso chef cambadés, poseedor de una estrella Michelin, tuvo también tiempo en su discurso para hablar de la riqueza de las rías y de la necesidad de que todos, marineros, restauradores y clientes, la respeten. «A nosa cociña non sería o mesmo se non tivéramos a despensa da ría de Arousa», aseguró al tiempo que animó a todos «a desfrutar de cada cousa no seu momento». Se refirió también a la fiesta, recordando que esta era «patrimonio do Grove» y que solo podría crecer «en calidade».

La de hoy volverá ser una jornada intensa en O Grove. Aunque las previsiones meteorológicas no son buenas, pues todo apunta a que lloverá, se espera que miles de personas se den cita en este municipio para seguir disfrutando de su gastronomía. Los primeros llegarán bien temprano, para participar en la carretera popular. En el programa de actos también destacan la concentración de Vespas y Lambrettas, que dará comienzo alrededor del mediodía, y las jornadas de cocina en vivo. Habrá, además, hasta dos actuaciones musicales importantes. La primera congregará en O Corgo a varias asociaciones de pandereteiras. La segunda incluye un concierto de la escuela de instrumentos populares gallegos Suso Vaamonde.

festa do marisco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Daporta: «Eu son do Grove, meu»