Madrugón, taxi y 120 euros al mes para poder ir a la escuela rural en Meis

Bea Costa
bea costa VILAGARCÍA / LA VOZ

MEIS

Martina Miser

El CRA implantó este curso un servicio que resulta caro, pero vital para ganar matrícula. En los centros de Ribadumia y Valga también cuentan con plan Madruga

25 sep 2021 . Actualizado a las 11:38 h.

Valle tiene tres añitos y este es su segundo año en el cole. La novedad este curso es que tiene que madrugar más y coger un taxi porque su madre empezó a trabajar y sus horarios no le permiten dejarla en el aula a su hora. Es una historia de tantas sobre las dificultades que entraña la conciliación de la vida laboral y familiar, que en el rural se agudizan todavía más debido a la falta de servicios.

El Centro Rural Agrupado (CRA) de Meis era de los pocos que no tenía plan Madruga y esta carencia ha sido por fin solventada. La ANPA se puso manos a la obra e implantó el servicio, aunque sale caro, muy caro. El CRA cuenta con seis sedes, una por parroquia -San Lourenzo, Paradela, San Vicente, San Tomé, San Salvador y San Martiño- y de sus 78 alumnos solo nueve se han inscrito al plan Madruga. Estas cifras hacen inviable prestar el servicio en todos los centros y hubo que centralizarlo en dos: Paradela y San Tomé; dos monitores se encargan de atender a los niños hasta que toca el timbre, a las nueve de la mañana, pero no todos se quedan allí. Valle, que llega al CRA a las 7.45 horas, es una de las alumnas que debe desplazarse porque su aula de referencia está en San Lourenzo, lo cual obliga a recurrir a un taxi para trasladarla.

El cuidado y transporte de su niña le cuesta a Vero, su madre, 120 euros al mes, y podría ser más porque en estos momentos la AMPA le subvenciona la mitad del coste del taxi gracias a la colaboración económica de la comunidad de montes y otras entidades sociales del municipio. Vero vive en Vilagarcía, pero dejar a su hija en Meis le sale a cuenta porque allí tiene a los abuelos que le echan una mano en su crianza.