Caída de árboles y cierre de parques públicos tras el frío de Filomena

En Cambados se desplomó un árbol sobre un edificio, en Valga sobre una carretera, en Meis sufrieron cortes de luz y Vilagarcía clausuró sus zonas verdes


vilagarcía / la voz

La primera borrasca que llega a Galicia después de Filomena dejó su huella en la comarca. El martes por la noche un árbol de grandes dimensiones perteneciente a los jardines del antiguo pazo de Ulloa se desplomó sobre el tejado del edificio situado enfrente, en la bifurcación entre las calles Os Pazos y Sabugueiro. El árbol cayó sobre el tejado de un inmueble de tres alturas provocando daños en el tejado y ayer por la mañana se procedió a su retirada.

Los hechos ocurrieron alrededor de las diez y media, cuando los vecinos estaban en su casa y se llevaron un buen susto como consecuencia del ruido que produjo el impacto. Una vez que comprobaron que su seguridad no corría peligro, volvieron a sus habitaciones a la espera de que por la mañana se retirara el árbol y se hiciera una evaluación de los daños.

Vecinos de la zona afirman que llevan años solicitando la tala y poda de los ejemplares del jardín que presentan peor estado con el fin de evitar situaciones como la vivida el martes.

Aunque fue el más aparatoso, no fue el único incidente de este tipo ocurrido en las últimas horas. En Armenteira (Meis) se cayó otro árbol sobre una línea de media tensión, lo cual provocó una avería que dejó sin suministro eléctrico durante varias horas a los lugares de Fofán, Castiñeiras y Silván.

El fuerte viento tiró otro árbol en Outeiro (Valga), que obligó a cortar la carretera y a intervenir a Protección Civil en la limpieza de la vía, y varias ramas se desprendieron en varios puntos de la comarca, sin mayores consecuencias.

Para prevenir males mayores y a la vista de la alerta activada por el 112 Galicia, el Concello de Vilagarcía acordó ayer cerrar varios parques de la ciudad para evitar riesgos ante posibles desprendimientos: Celso Emilio Ferreiro, A Coca, Enrique Valdés Bermejo (O Castriño) y el parque de A Compostela se cerraron por la tarde. «Dende Concello prégase aos veciños que respecten os precintos e eviten pasar por outras zonas que presenten riscos de desprendemento», señalaban ayer desde Ravella.

Además de los árboles también preocupan los desprendimientos en fachadas y el desplazamiento de contenedores, que pueden ocasionar accidentes con daños a peatones y conductores. De hecho, ayer por la mañana, Emerxencias de Vilagarcía tuvo que intervenir por la caída de una piedra de un muro en Sobradelo y en la carretera de A Torre, donde las fuertes lluvias y las últimas obras convirtieron el vial en un barrizal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Caída de árboles y cierre de parques públicos tras el frío de Filomena