Marta Giráldez: «Durán leva ano e medio tratando de quebrar a mancomunidade»

La presidenta de la entidad le urge a presentar un plan de pagos para saldar una deuda de más de 400.000 euros con la entidad: «É o único concello que pon problemas». Durán responde: «A Vilanova, la rotura del consenso le sale barata»


Cambados

La presidenta de la Mancomunidade do Salnés, Marta Giráldez, inició su rueda de prensa de ayer advirtiendo de que sería la última vez que iba a responder al alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, en relación a cuestiones que atañen a la entidad. Pero es que las últimas declaraciones del popular, en las que se dejaba entredicho el principio de solidaridad que impera en la mancomunidad, precisaban una aclaración, en opinión de la socialista. Su mensaje fue que la cohesión y la solidaridad entre concellos no peligra y si hace aguas por algún lado es por el de Vilanova. «Durán leva ano e medio tentando quebrar a mancomunidade. É o único concello que pon problemas e o único que non paga a súa débeda nin presenta un plan de pagos».

Giráldez presentó copia del documento que acredita que el Concello vilanovés fue notificado conforme existe un acuerdo de la comisión ejecutiva instando a la presentación de un plan de pagos por parte de los ayuntamientos deudores, notificación que Durán afirmó la semana pasada no haber recibido. En todo caso, en Vilanova todavía tienen margen de maniobra porque el plazo para presentar este documento termina el 10 de diciembre (su deuda supera los 400.000 euros).

Es el único Ayuntamiento que no lo ha hecho todavía y, de persistir en esta postura, la mancomunidad hará valer el acuerdo adoptado el 5 de noviembre que establece que, en caso de no presentación o incumplimiento del plan de pagos, la mancomunidad iniciará los trámites ante la Consellería de Facenda para pedir el embargo de los fondos de cooperación que la Xunta transfiere al concello en cuestión.

Marta Giráldez acusa a Durán de mentir y le reprocha que se erija en defensor del espíritu fundacional de la mancomunidad cuando ni siquiera ha tomado posesión como vocal de la entidad. Durán justifica su postura en que la presidenta no está legitimada para ocupar este puesto, mientras que la alcaldesa de Meis le recuerda que los recursos interpuestos por Meaño Independente fueron rechazados —aunque haya todavía uno pendiente de resolución—. Y, apostilla Giráldez, pese a todo, la presidencia tiene la «cortesía» de seguir invitándolo a las reuniones de alcaldes como las convocadas a propósito de la crisis sanitaria. La alusión de la regidora no es casual pues responde a las críticas vertidas por el vilanovés respecto a la falta de gestión de la mancomunidad durante la pandemia. «O que debería é cumprir coa súa obriga, por respecto aos alcaldes e aos os veciños da comarca», señaló Giráldez.

El detonante de esta última polémica en la mancomunidad es la obra de mejora de la red de saneamiento entre Vilanova y Cambados que va a construir la Xunta con cargo a su presupuesto del 2021. Los concellos deben poner a disposición de la administración autonómica los terrenos para abrir una zanja en la que enterrar la nueva tubería y los nuevos bombeos y la mancomunidad ya ha dicho que no va a financiar esta operación apelando a varias razones: porque Augas de Galicia requiere a los concellos a hacer este trámite y no a la mancomunidad y, de hecho, el de Cambados ya ha anunciado que no tiene problema en asumir esta cuestión; en segundo lugar porque la entidad carece de un departamento urbanístico para gestionar las expropiaciones y en tercer lugar porque considera «inxusto» financiar una obra que transcurre en su mayor parte en territorio vilanovés cuando es este municipio, precisamente, el que se niega a saldar sus deudas.

La brecha está abierta, ahora queda por dilucidar cómo se va a cerrar. Durán avanzó que está dispuesto a dejar de pagar por servicios que beneficien a otros concellos y preguntada hoy Giráldez sobre qué medidas se adoptarán en el futuro si Vilanova no depone su actitud respondió con un «iremos vendo».

De ello habrá ocasión de hablar en la reunión de alcaldes previa al pleno convocado para este jueves, a las ocho de la tarde, en Cambados. Se hablará de la situación económica de la mancomunidad toda vez que se va presentar el informe de morosidad del segundo y tercer trimestre y se votará el presupuesto para el 2021. En esta sesión también se hablará de la situación de la sanidad pública en la comarca.

Durán responde con un ataque

El alcalde de Vilanova contestó hoy a las palabras de la presidenta advirtiendo que, «a mí lo que diga Marta Giráldez y los otros corruptos que están ahí haciendo transfuguismo me importa un bledo». Lo que sí le importa, señala, es sacar adelantes proyectos por el bien de la comarca, algo que ahora echa de menos en la mancomunidad, a la que acusa de «entregarle el turismo» a la Diputación.

«Los que la están quebrando la mancomunidad son ellos, lo hacen cuando robaron la mancomunidad con transfuguismo, cuando no quieren financiar las obras de todos y llevando a la mancomunidad la lucha política. Mientras yo estuve no hubo marginación de ningún ayuntamiento, siempre hubo dinero para todos. y sin estar en mayoría, se aprobaba los presupuestos por unanimidad», señaló.

Y respecto al detonante de toda la polémica, la compra de terrenos para las obras en la red de saneamiento, Gonzalo Durán insiste en que Vilanova no pagará su parte de la obra de la red que da servicio al sur de la comarca si los demás concellos no colaboran con el proyecto que afecta a su municipio. «¿Cómo hay 600.000 euros solo para O Grove y no se paga lo de Vilanova? A Vilanova la rotura del consenso nos sale barata, ahorramos dinero». Y añadió. «Yo no estoy en política para ganar dinero, estoy porque me gusta hacer cosas. Otros están porque no tenían adonde ir, y el nivel es el que hay».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marta Giráldez: «Durán leva ano e medio tratando de quebrar a mancomunidade»