«Os veciños piden cousas realistas»

El gobierno de Meis celebra reuniones parroquiales para redactar los presupuestos


MEIS / LA VOZ

Atender a las necesidades reales de sus vecinos. Esa es la consigna que se ha marcado la nueva alcaldesa socialista de Meis, Marta Giráldez. Y para ello, se ha buscado la mejor brújula posible: los propios vecinos. Antes de comenzar la redacción del presupuesto municipal, la regidora se ha sumergido en una ronda de visitas por las parroquias para escuchar, de boca de quienes en ellas habitan, cuáles son las actuaciones prioritarias que debe abordar el Concello en cada lugar. La convocatoria a las reuniones se realiza mediante bando. «Moita xente vén intrigada, en plan ‘que quererá a alcaldesa’», relata ella. Llegan más dispuestos a escuchar que a hablar, pero una vez que la regidora les explica que el encuentro es para que sea el vecindario el que tome la palabra y exprese sus prioridades, «ninguén se corta. É fabuloso».

La caravana municipal para recoger sugerencias y urgencias vecinales ha pasado ya por San Vicente y San Tomé, por San Salvador y San Martiño, y por Paradela. Y seguirá recorriendo la localidad en los próximos días, llenando las alforjas del gobierno local de propuestas que, a juicio de la alcaldesa, «son moi razonables». «Os veciños piden cousas moi realistas. Ninguén reclama grandes proxectos nin grandes obras», señala. Al contrario, los vecinos piden, sobre todo, «algo tan fundamental como o saneamento». O que se limpien las tuberías y se acabe con los problemas de malos olores que se registran en algunos puntos del municipio. «Piden asfaltados en viais que se atopan en estado deplorable, ou que se desbrocen algunhas pistas», dice Marta Giráldez. La alcaldesa acude a cada reunión acompañada por un técnico municipal que toma nota de las peticiones vecinales y luego hace una estimación de la inversión que supondrían. Esos cálculos serán utilizados en la elaboración del presupuesto, a fin de ordenar las prioridades y ver hasta dónde se puede llegar. Está claro que no todas las peticiones recogidas en estas visitas se van a poder incluir en las cuentas del 2020, pero Giráldez entiende que «os veciños tamén comprenden iso, pero hai que dicirlles a verdade e non enganalos». Eso es, a su juicio, lo que ha ocurrido con los residentes en Zacande, a los que el anterior gobierno les prometió acometer de un único golpe el saneamiento de todo aquel lugar. «Pero falamos de 600.000 euros. Non nos chegaría o Plan Concellos de tres anos para acometer esa obra. A nosa intención é facela, pero vai haber que afrontala doutro xeito, e iso é o que lle hai que dicir á xente». Y la gente, asegura, lo entiende.

Giráldez está muy satisfecha de los resultados de esta ronda de consultas vecinales. «Hai proxectos nos que as veces nos empeñamos os políticos e que a xente non quere, como pasou co da Praza de España. Ou outros proxectos, como o do local social de San Martiño, que se enfocan mal». Y es que el plan del anterior gobierno municipal para saldar una vieja deuda histórica con ese lugar no convence a los vecinos porque el sitio elegido, dicen, no es el adecuado. «Faremos outra reunión con eles para ver cales son as súas ideas», dice la alcaldesa.

Informar y escuchar, los dos verbos clave

Giráldez siempre ha tenido claro, dice, que su gobierno no puede perder el contacto con la realidad. Por eso ha implantado este sistema de trabajo, que recuerda a las charlas organizadas, durante el pasado mandato, por el gobierno socialista de O Grove. José Cacabelos, el alcalde meco, recuerda haber hecho un sinfín de reuniones para explicar sus decisiones o recabar opiniones. «Es la mejor manera de gobernar», dice

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Os veciños piden cousas realistas»