Grupos de vecinos se organizan para buscar animales heridos por el fuego

Gente de toda España dona material para rescatar la fauna de Armenteira y Xiabre

.

vilagarcía / la voz

Cuando el fuego asoló los montes gallegos se llevó también por delante, en muchos casos, la morada de miles de animales que viven libremente en estos espacios. También desorientó a otros que vivían en casas particulares, que huyeron hacia donde pudieron. Cuidar, atender y ayudar a esos animales es el objetivo con el que en toda la provincia de Pontevedra se han organizado grupos de wasap en los que gente de todas las edades queda para realizar batidas por los montes y tratar de encontrar a esos a los que nadie atiende. No están solos. También en este caso ha funcionado la solidaridad y, de toda España, están recibiendo desde donaciones de material para atención veterinaria, hasta comida.

«Vimos que había muchos animales intentando escapar del fuego y pensamos que se necesitaba hacer algo». Bea, de Cambados, creó un grupo de wasap del que ya forman parte más de 250 personas. Su objetivo era organizar batidas por los montes de Armenteira y Xiabre, que ardieron el pasado domingo, buscando animales heridos por el fuego. El movimiento ha ido creciendo y, ahora, hay un grupo casi para cada zona quemada. Gente que, de forma desinteresada, se lanza a recorrer los espacios por los que pasó el fuego para ver si puede ayudar a los animales. Están recibiendo apoyo de toda España, «la gente está respondiendo muy bien. Manda material quirúrgico y están cediendo clínicas», añade. Es cierto. En las redes sociales encontramos a clínicas, veterinarios y particulares que ceden desde sus instalaciones, hasta sus servicios.

Es el caso del Casal del Río, un hospital equino de Meis. «En estos momentos tienen allí varios caballos recibiendo oxigenoterapia», explica Beatriz Heyder. Ella es una simple vecina de Armenteira que, ahora, coordina los rescates en las inmediaciones. Sostiene que, por ahora, no se han encontrado demasiados animales porque «hasta que pasen dos o tres días no empezarán a bajar y a acercarse a las casas», afirma. Cree que en Castrove debe haber caballos que sufrieron heridas por los incendios, pero que ante el peligro han optado por huir. En cuanto noten la falta de comida, se acercarán a las viviendas. Por eso considera necesarias las batidas, para encontrar a estos animales y darles ayuda.

Heyder critica que, en toda esta labor desinteresada, todavía hay quien pone trabas. «Los problemas que nos encontramos particulares y protectoras para rescatar a los animales. Hay quien prefiere que se mueran en el monte antes que enfrentarse a sus propietarios», explica en referencia a los que afirman ser los dueños de los caballos que viven en los montes, pero que no los atienden.

En Xiabre estaban ayer cinco jóvenes de Portonovo, que forman parte de estos grupos de wasap. Llevan ya dos días recorriendo el monte tratando de rescatar a los animales, y ya se han encontrado con algunos ejemplares muertos. Lo suyo es más voluntad que medios, explicaban. Porque están dispuestos a echar una mano, pero echan en falta un poco más de coordinación. Que alguien los dirija y les diga lo que hacer. Mientras, ellos seguirán colaborando. Ocupándose de quien nadie se ocupa.

En el hospital equino de Meis hay varios caballos recibiendo oxigenoterapia

Las comunidades de wasap quieren también contribuir a la reforestación del monte quemado

Pero en los grupos de wasap no solo se preocupan de los animales. Porque otro de los objetivos con los que se crearon es el de contribuir a la reforestación del monte. En un primer momento, se apostó por depositar semillas sobre los terrenos calcinados, pero la Sociedade Galega de Historia Natural desaconsejó esa medida. Ahora, los participantes en estos grupos están buscando ayuda de expertos para que el trabajo se realice de la mejor forma posible. Incluso se están organizando charlas en las que explicar a los vecinos cómo tienen que llevar a cabo estas tareas,

«Necesitamos gente cualificada que nos ayude a reforestar los montes», piden desde el grupo de wasap en el que también se organizan las batidas. Se buscan también expertos que quieran dar conferencias en los concellos afectados. Porque, además de ayudar a los animales, estos voluntarios quieren también contribuir a la recuperación del monte. Y, de nuevo, cuentan con ayuda de gente de toda España.

O Xaramelo

De reforestar el monte se quieren también ocupar en la asociación O Xaramelo, de Meis. Para ello se han puesto en contacto con otra asociación de Armenteira. Desde esta entidad recuerdan que el monte que se quemó es privado y que, por lo tanto, hay que pedir a los vecinos permiso para acceder a sus fincas. «Ninguén se pode meter en terreo privado», insisten. Están, además, en contacto con colectivos ecologistas, para ver qué es lo mejor que se puede hacer y cómo coordinarse. «Nos vos lancedes ao monte sen organizarvos», recomiendan.

Votación
11 votos
Comentarios

Grupos de vecinos se organizan para buscar animales heridos por el fuego