El PP de Meaño navega entre dos aguas


meaño/ la voz

Mes y medio después de que el Comité de Garantías del PPdeG expulsase del partido al alcalde de Meaño, Carlos Viéitez, en las filas conservadoras se respira más división que nunca. La dirección provincial ya dejó clara su hoja de ruta. Su apuesta es Jesús Sueiro, al que le ha encomendado la tarea de recomponer la agrupación local en calidad de presidente de una gestora. Pero Sueiro está bastante solo, al menos en lo que respecta a la militancia meañesa. El pasado 12 de octubre, los cinco concejales que forman el equipo de gobierno junto a Viéitez y un amplio grupo de militantes enviaban un escrito a los medios de comunicación anunciando su apoyo sin fisuras al regidor, y el próximo día 1 harán una nueva demostración de fuerza en el pabellón de Xil.

«Xuntos por Meaño»

Con el pretexto de las fiestas navideñas, se ha organizado una comida bajo el título: «Carlos Viéitez, xuntos por Meaño». Según explica la concejala de Cultura, María Estévez Barbeito, la iniciativa parte de un grupo de «

membros, simpatizantes e colaboradores do noso partido político, sen ningunha pretensión

». Estévez salta a la palestra ante los rumores de que esta comida podría ser utilizada con fines políticos, pero ello lo niega e invita a todo aquel que lo desee «

a compartir unha comida de unión dun Concello, ante os que pretenden ir en contra del, xerando odio, enfrontamento social e descrédito». Así lo explica la responsable de

Cultura, mientras que el alcalde prefiere guardar silencio. Hablará después del día 1 de diciembre, dice, aunque antes hay una cita que puede resultar esclarecedora para la política local. El viernes toca pleno y nadie sabe bajo que paraguas actuará el equipo de Viéitez: ¿el alcalde votará en calidad de concejal no adscrito?, ¿los populares de Meaño votarán en consonancia con las directrices del partido?, ¿se evidenciará de algún modo la fractura en el PP local?, son preguntas que están en el aire.

Una tarea complicada

Jesús Sueiro prefirió ayer no pronunciarse respecto a la comida de Navidad organizada en torno a la figura de Viéitez y afirma que sigue trabajando con las bases para recabar apoyos. «

Estas cousas levan o seu tempo»

, apunta. La tarea se presenta complicada a la vista de la fuerte división interna que vive el partido y después de unas elecciones generales en las que el PP perdió votos. Viéitez cuenta con el respaldo de su gobierno y de históricos de la derecha meañesa, que interpretan la expulsión del alcalde y el posterior nombramiento de una gestora -lo cual obligó a dimitir a Lourdes Ucha como máxima responsable de la agrupación- como una intromisión en la autonomía del PP de Meaño.

Cabe recordar que Viéitez fue expedientado por desobediencia y deslealtad al entender la dirección del partido que pactó su sueldo con el PSOE en detrimento de los intereses del grupo popular en la Mancomunidade do Salnés.

La gestora busca apoyos mientras un grupo de militantes organiza una comida de apoyo al alcalde

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP de Meaño navega entre dos aguas