La marcha de Sueiro al PP de Meaño deja en el aire otra vez el futuro de SAL

Los liberales se quedan también sin presidente ante la dimisión de Pablo Trelles


sanxenxo / la voz

Sanxenxo Agrupación Liberal (SAL) sacó 714 votos en las elecciones del pasado mayo y un concejal. Aún no han transcurrido cinco meses y ahora mismo no se sabe quién ocupará ese escaño tras la dimisión del único edil liberal, Jesús Sueiro, que pasará a encabezar las agrupación del PP en Meaño. Se da la circunstancia también de que el propio Sueiro tampoco fue el cabeza de cartel de SAL, sino que era su número tres. El candidato era Gonzalo Pita , el regidor del cuatripartito sanxenxino que a mediados del anterior mandato, al entregar la alcaldía al popular Telmo Martín, para ser él mismo investido como teniente de alcalde. Tras las elecciones de mayo de este año, Pita no cedió el bastón a su principal rival político, pero protagonizó otro movimiento inesperado que consistió en renunciar a su acta. El número dos de la lista, el también exconcejal Daniel Fernández, siguió el ejemplo de Pita y no tomó posesión como edil, convirtiendo automáticamente al número tres de la lista, Jesús Sueiro, en concejal.

No ha trascendido quien hizo el primer acercamiento, si el PP o el mismo implicado, pero el acuerdo que se fraguó aspira a reencauzar las turbulentas aguas de los populares de Meaño, en una agrupación que está dolida por la expulsión del PP de su alcalde, Carlos Viéitez. Los cinco concejales del PP de Meaño han reiterado esta semana su lealtad a Viéitez y las cosas podrían acabar con que en la corporación no le quedase a los conservadores ni un escaño, aunque por ahora esos cinco ediles siguen en el Partido Popular. Sin duda, Sueiro tiene ante sí un reto difícil y complejo, mucho más complicado que su menguada actividad política en la corporación de Sanxenxo, donde pasó de ser el edil de Turismo en el anterior mandato a un concejal de la oposición sin poder decisorio, ya que Telmo Martín tiene sobrada mayoría absoluta.

Por su parte, está por ver qué ocurrirá con SAL en Sanxenxo. Por el momento no está claro quién será la persona que ocupará el acta que dejó vacante el dimitido Sueiro. Se habla de varios nombres, pero las filas liberales están divididas entre sí y el edil entrante no necesariamente tiene que ser el número cuatro de la candidatura. Podría ser de un puesto mucho más abajo.

Incertidumbre en SAL

Los liberales, asimismo, se enfrentan a una más de sus últimamente endémicas y cainitas crisis internas. Hace dos años se quedaron sin su cuarta concejala, Vanessa Rodríguez Búa, que se pasó al grupo de no adscritos al no aprobar el pacto de SAL con el PP. Rodríguez Búa lidera ahora Ciudadanos y es concejala en Sanxenxo, pero con ella se fueron de los liberales un buen grupo de militantes.

Ahora, sin haber tenido una significación política destacada -no fue en puestos de salida de la lista-, el presidente de SAL, Pablo Trelles, quiere irse también. «Dejo la política, me voy para mi casa», recalcó este miércoles al preguntársele sobre el futuro. Es una decisión que ya viene de hace tiempo. Trelles afirmó: «Yo presenté mi dimisión al día siguiente de las elecciones» pero que esta renuncia tiene que ser refrendada por la asamblea de los liberales, cita que no se ha convocado desde la primavera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La marcha de Sueiro al PP de Meaño deja en el aire otra vez el futuro de SAL