Vecinos de A Illa sacan las mangueras en plena noche para sofocar un fuego que amenazaba sus casas

En la finca donde se produjo el incendio apareció una bengala. Ayer se produjo otro incendio cerca de las viviendas en Xil


A Illa / Meaño

La madrugada del 6 de septiembre quedara gravada en la retina de los vecinos de O Monte, en A Illa de Arousa. A las doce y media de la noche empezó a asomar el resplandor de las llamas por las ventanas y las familias no tardaron en reaccionar. Recurrieron a cubos y mangueras para sofocar el incendio que se avivaba por momentos en una finca situada en el barrio. El fuerte viento jugaba en contra y el fuego se propagaba a toda velocidad. Hasta el punto se desplazó un amplio dispositivo de emergencias porque, aunque el fuego no fue de envergadura -ardieron 0,3 hectáreas de monte raso, según los datos de la Xunta- había riesgo de que alcanzara a un amplio núcleo de viviendas. A punto estuvieron las llamas de tocar las fachadas, pero las dos horas de trabajo en la zona pudieron evitar males mayores. En el dispositivo participaron cinco vehículos contraincendios, que tuvieron problemas para desplazarse por el lugar debido a la estrechez de las calles, además personal de la Xunta, Bombeiros do Salnés, Protección Civil de Cambados y de Vilanova, operarios municipales, Guardia Civil y Policía Autonómica. Tal fue la alarma que provocó el suceso, que el propio concejal de Seguridad, Luis Arosa, se puso al volante del camión del Concello para llevarlo de la nave de Testos hasta O Monte sin perder un minuto. Cuando llegó, el alcalde Carlos Iglesias ya se encontraba en el lugar y poco a poco empezaron a incorporarse más efectivos para participar en las labores de extinción.

Luis Arosa confirmó que en la finca incendiada se encontró una bengala, lo que indica que el fuego podría haber sido provocado, y que el estado del terreno ayudó a convertirlo en un polvorín, dado que estaba sin limpiar y tomado por la maleza. Desde el Concello explican que trataron en varias ocasiones de contactar con los propietarios de la finca para instalarlos a que procedan a su limpieza y desbroce, pero no residen en A Illa y no encuentran la forma de comunicarse con ellos, lo que  obligó en alguna ocasión a actuar de oficio.

En O Monte se vivieron momentos de angustia anoche, y no se acabaron ahí los sustos. A primera hora de esta mañana, en el Concello de A Illa recibían el aviso de que una columna de humo salía de O Carreirón. Luis Arosa y personal municipal se desplazaron al espacio natural y comprobaron que, afortunadamente, se trataba de una falsa alarma.

Otro incendio en Meaño

En Xil (Meaño) también vivieron anoche momentos complicados por otro incendio. Allí el fuego se declaró a las ocho menos cuarto y se dio por extinguido al filo de las diez y media. Ardió poca superficie, 0,16 hectáreas, pero, como en A Illa, la preocupación se centró en la cercanía de las viviendas. Llegó a movilizarse un helicóptero, además de medios terrestres. Un camino actuó de cortafuegos y el cambio de dirección del viento ayudó a controlar el impacto de las llamas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vecinos de A Illa sacan las mangueras en plena noche para sofocar un fuego que amenazaba sus casas