Queda en libertad el acusado de disparar en un forcejeo en Aralde

La Audiencia aprecia que se entregó y su ausencia de antecedentes, pero le retira el pasaporte


vilagarcía / la voz

Ocurrió en la madrugada del 17 al 18 de noviembre, en el exterior de un bar que abre sus puertas en Aralde. Una discusión originada por un alquiler condujo a algo más, y sus dos protagonistas abandonaron el local para dirimir sus diferencias fuera. El forcejeo al que los dos individuos se entregaron concluyó cuando sonó un disparo. Uno de ellos, de Vilanova, mostraba una herida de bala. El otro hombre se escabulló para acabar entregándose al día siguiente en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital arousana decretó, tras escucharle, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del sujeto acusado de haber disparado. Ahora, la Audiencia Provincial le concede la libertad provisional.

En el entorno del encausado ya había causado extrañeza la decisión de la jueza, por cuanto el hombre no solo se había entregado, también se prestó a la realización de todo tipo de pruebas que condujesen al esclarecimiento de los hechos. Sea como fuere, acabó en la cárcel de A Lama para evitar lo que el número 1 consideró entonces como un riesgo de fuga apreciable, a la vista de la pena que podría recaer sobre el acusado, impedir la destrucción de pruebas por su parte o cualquier atentado contra los bienes de la víctima, atendiendo a la enemistad manifiesta que existe entre ambos, y, por último, impedir que la gresca se repitiese.

El abogado del individuo encarcelado argumentó, en su apelación, que, por las características del caso y de su defendido, estos fines podrían alcanzarse con medidas menos gravosas. La Audiencia Provincial atiende sus razones. Entiende que, mes y medio después de iniciadas las investigaciones, y teniendo en cuenta que el hombre encarcelado está enraizado personal, familiar y socialmente en Vilagarcía, que se personó voluntariamente en Comisaría y que carece de antecedentes penales, sí son convenientes otro tipo de medidas.

En definitiva, la sala provincial le impone como circunstancias cautelares la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado y comunicar cuantos cambios de domicilio pudiese efectuar. También la prohibición de aproximarse a menos de cien metros de la víctima, de su domicilio, su lugar de trabajo o cualquier otro susceptible de un encuentro. Por último, se le retira el pasaporte y no podría viajar al extranjero sin autorización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Queda en libertad el acusado de disparar en un forcejeo en Aralde