Paco&Lola inicia once días de vendimia con nueva logística y una cosecha de calidad

El vicepresidente de la Xunta compromete el apoyo de la Xunta a esta y otras bodegas de la denominación Rías Baixas


meaño / la voz

Era una de las grandes que faltaban por sumarse a la vendimia y desde ayer ya está inmersa en la vorágine del ir y venir de cajas de uvas. La cooperativa Paco&Lola inició la vendimia, y lo hizo con corte de cinta inaugural incluido. A la una y media de la tarde, un tractor cargado de racimos estrenaba la nueva línea de recepción de la cooperativa, una nave en la que se deposita la uva antes de su trasvase a las cubas. «Isto vai permitir que sexamos máis áxiles á hora de empezar a vendima, porque vai estar montada todo o ano», según explicó el presidente de la cooperativa, Carlos Carrión.

La nueva nave supuso una inversión de 300.000 euros, que la cooperativa espera financiar, en parte, con una subvención de la Xunta de Galicia. Carrión tuvo ayer la oportunidad de recordárselo, en persona, al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que se desplazó ayer a Meaño. El número dos de Núñez Feijoo recogió el guante y dijo estar seguro de que Paco&Lola, así como otras cooperativas y bodegas de Rías Baixas, van a seguir contando con el apoyo económico de la administración autonómica. «Todo o que se pode investir aquí se devolve en riqueza para Galicia, é unha aposta segura», señaló Rueda, no sin antes elogiar la trayectoria y los logros que está alcanzando la cooperativa de los lunares.

Rueda encabezó una amplia comitiva de autoridades que, tras el acto inaugural, se interesó por el funcionamiento de la maquinaria y el proceso que se realiza en la flamante nave, que ayer al mediodía estaba ya a pleno rendimiento.

Menos cantidad que en 2017

Paco&Lola tiene diez días por delante de vendimia, en la que se implicarán cientos de personas. La cooperativa estima que recogerá entre 2,3 y 2,4 millones de kilos, una cifra ligeramente inferior a la del año anterior, y aguarda una cosecha de buena calidad, según informó el presidente.

Estas previsiones están en sintonía con las del resto de la denominación de origen Rías Baixas. El consello regulador anuncia una cosecha ligeramente inferior a las del 2017 que, en todo caso, será suficiente para atender las necesidades del mercado interno y exterior.

El presidente del consello, Juan Gil, que ayer también acudió a Meaño, señaló que la vendimia va bien, con ocho millones de kilos ya recolectados, la mitad de los cuales corresponden a la subzona de O Salnés. Los parámetros de alcohol y acidez son óptimos, lo cual lleva a la conclusión de que esta será una añada de buena calidad para los blancos de Rías Baixas.

La previsión es que la vendimia concluya a primeros del mes de octubre. A partir de ahí habrá ocasión, si procede, -matizó Gil- de abordar en el seno del consello regulador las demandas que están sobre la mesa de ampliación de superficie para la denominación de origen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paco&Lola inicia once días de vendimia con nueva logística y una cosecha de calidad