Rías Baixas, encantada con las lluvias

En la denominación confían en que caiga un poco más de agua para paliar el estrés hídrico que sufren algunos viñedos y ayudar a corregir la acidez de la uva

.

cambados / la voz

«O ideal era que chovera un pouco para que rehidratara o viñedo e axudara a equilibrar a uva». Quien habla es Alberto Barral, director técnico de Condes de Albarei. Pero sus palabras las suscriben viticultores y bodegueros de toda la provincia. Este ha sido un año seco y hay determinadas zonas en las que el viñedo está sufriendo por la falta de agua. Así que todo lo que a precipitaciones se refiere, es bienvenido. De hecho, el agua caída ayer fue escasa para muchos, que confían en que siga lloviendo, por lo menos, durante unos días. El agua ha obligado a paralizar los trabajos de vendimia, que por ahora eran escasos, y también a dejar en el aire la fecha de comienzo de la recogida en muchas bodegas.

Desde el pasado fin de semana, la subzona de O Salnés se encuentra ya oficialmente en vendimia. En Mar de Frades, por ejemplo, comenzaron ya hace días con la recogida de la uva para los espumosos. Lo mismo hicieron en Martín Códax, que el pasado lunes iniciaron el grueso de las tareas. En Condes de Albarei, en cambio, han decidido esperar. No será hasta el próximo lunes que la bodega empiece oficialmente la recogida de la uva, implicando a todos sus socios. En Paco & Lola, por su parte, todavía no lo tienen claro. La previsión era comenzar mañana jueves con los espumosos, pero todo dependerá de si siguen las lluvias o no.

Las previsiones todavía dan inestabilidad para los próximos días. Pero la lluvia no preocupa a los viticultores. Todo lo contario. «Estas choivas van equilibrar a colleita un pouco máis, vai ser un ano dunha calidade excepcional», explica Xosé Ramón Durán, de Terra de Asorey. Porque los técnicos también coinciden en destacar que la cosecha avanza a dos velocidades. Hay vides que están acusando la falta de agua y en la que el fruto comienza a deshidratarse, y otras en las que todavía no se han alcanzado ni la maduración, ni acidez adecuadas. De ahí que se prevea que, aunque madrugadora, esta vendimia será también larga y la recogida se prolongará en el tiempo.

Paco & Lola elabora un plan de futuro con la ayuda del Igape

Paco & Lola fue una de las 850 empresas gallegas que se ha beneficiado de las ayudas del Plan Reacciona, financiado por el Igape. «Trata de mejorar la ayuda a las empresas, a través de la contratación de una consultoría y siempre pensando en mejorar la competitividad», explicó Juan Cividanes, director de esta entidad que ayer visitó la cooperativa de Meaño para conocer, de primera mano, los resultados.

El presidente de la firma, Carlos Carrión, explicó que la subvención había permitido a la bodega diseñar un plan de futuro a cuatro años, que dirigirá la estrategia de la bodega. Así, durante este año, las ayudas se focalizarán en la comercialización. «Eramos algo escépticos de que alguén de fóra viñera dicirnos que facer, pero cando empezamos a traballar todo foron vantaxes», explicó Carrión. Cividanes, por su parte, explicó que el programa sigue funcionando y está a disposición de todas las empresas gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rías Baixas, encantada con las lluvias